¡¡SORTEO!! 1º Cumpleblog

cumple blog

¡¡El pasado 12 de junio era el primer cumpleaños de mi blog!! Me hubiera gustado escribir una entrada y publicarla ese día, pero me fue imposible, ya que no he tenido las cosas que quería sortear hechas hasta esta semana.

Quién me iba a decir a mí que escribiría un blog el año pasado sobre maternidad (entre otras cosas) y que iba a conocer a tanta y tanta gente tan maja, simpática y acogedora (en cifras generales), por ello mismo debo de daros las gracias por leerme, seguirme y comentarme, cada comentario vuestro es una sonrisa mía. También tengo que agradeceros que a pesar de estar un poco desaparecida del mundo 2.0, hayáis seguido leyéndome y comentándome, muchas gracias de corazón!!! Este año sin vosotr@s no hubiera sido lo mismo.

Como motivo del primer año de existencia de este blog, pensé que le hacía falta un cambio de look, un poco más enfocado al tema principal que se trata. Por eso, desde hace unos días mi blog luce un nuevo  aspecto y formato, que a mí personalmente me encanta.

Basta ya de sentimentalismo y vamos al lio de la cuestión porque ¡¡ESTAMOS DE SORTEO!!

Para celebrar mi primer cumpleaños como bloguera he querido hacer un sorteo de algunas de las cosas que hago yo a mano y que publico en mi página de facebook Creative dolls, donde podréis adquirir estas y muchas cosas más.

Para aquellas personas que no conozcáis mi página de facebook Creative dolls. Es una página que he creado para vender manualidades de goma eva y fieltro (próximamente también crochet) por encargo, totalmente personalizadas. 

Primero que nada os voy a explicar los requisitos para participar en el sorteo.

Requisitos básicos:

Ser mayor de 18 años y residir en España (sólo Península).

– Ser seguidor de mi página de facebook Creative dolls o ser seguidor de mi página de Instagram (también puedes ser seguidor en ambas).

– Compartir el sorteo en Facebook ó Instagram (también puedes compartirlo en ambas).

Si cumples los requisitos básicos ya puedes participar en el sorteo. ¿Cómo? A continuación te lo explico.

Formas de participar:

Para participar debes elegir una de las siguientes opciones (sólo una):

FORMA 1:

A través de mi blog El poder de querer ser madre, rellenando el cuestionario que se adjunta al final de esta entrada.

FORMA 2:

A través del Facebook, dejando un comentario con el premio o premios que te gustaría ganar en la publicación del sorteo que se hará en mi facebook Creative dolls.

FORMA 3:

A través de Instagram, dejando un comentario con el premio o premios que te gustaría ganar en la publicación del sorteo que se hará en mi Instagram.

Otros datos:

– Cada persona puede optar a todos los premios o a los que quiera.

-Habrá un ganador por cada premio.

-El sorteo comienza el día 29/06/2016 a las 15:00 y terminará el día 13/07/2016 a las 24:00. El día 17/07/2016 se publicarán los ganadores en esta misma entrada y en el Facebook e Instagram de Creative dolls.

-Los ganadores tendrán una semana para ponerse en contacto conmigo a través de mi email elpoderdequerersermadre@gmail.com.

– El sorteo se realizará a través de la página Sortea 2.

Premios:

premio 1 facebook

El premio 1 es un colgador para el coche de fieltro. Aquellas personas interesadas en este premio deben elegir uno de los colgadores para el coche que se muestran en las fotografías: un colgador de perro a bordo o un colgador de bebé a bordo nene o nena. A través de mi página de facebook se pueden solicitar colgadores para el coche personalizados a muy buen precio: se puede poner el nombre del bebé, un colgador adaptado a gemelos, mellizos o varios hermanos, se puede personalizar con la raza del perro y con el color de las letras que prefieras.

premio 2 facebook

El segundo premio se trata de cinco llaveros y cuatro imanes de fieltro. Aquellas personas interesadas en este premio deben elegir uno de los llaveros o imanes de fieltro que se muestran en las fotografías. A través de mi página de facebook se pueden solicitar imanes y llaveros personalizados a muy buen precio.

premio 3

En el tercer premio encontramos un fofulápiz de superhéroe o princesa Disney personalizado. Aquellas personas que estén interesadas en este premio deberán elegir un superhéroe o una princesa Disney, comunicando la elección en el formulario de abajo o en el comentario a través de las dos redes sociales que he mencionado antes, ya que esté premio es personalizado. A través de mi página de facebook se pueden solicitar tanto fofulápices como fofubolis totalmente personalizados: superhéroes, princesas Disney, animales, fofuchas personalizadas, etc. 

premio 4

En el cuarto premio encontramos un colgador para puertas personalizado. Aquellas personas que estén interesadas en este premio deberán elegir un colgador de bebé chico o chica, o de niño o niña, comunicando la elección de cómo lo quieren en el formulario de abajo o en el comentario a través de las dos redes sociales que he mencionado antes, ya que esté premio es personalizado.

– El colgador de bebé puede ser para nena o nene como el que se ve en la fotografía, cambiando el color, añadiendo el nombre del bebé, poniendo una frase o puede ser otro modelo.

– El colgador de niñ@s puede ser para niño o niña de principe o princesa, de vaquera o vaquero, de pirata, o de lo que quieras. Se puede elegir también el color y la decoración del fondo.

A través de mi página de facebook se pueden solicitar cualquier tipo de colgador para puertas a muy buen precio.

Si queréis ver más ampliamente las fotos, en el facebook y en Instagra podéis verlas. A continuación te dejo el formulario que tienes que rellenar si has elegido la forma 1 para participar en el sorteo.

http://goo.gl/forms/bfRd94FF6qP3N1EG2

Pues hasta aquí el sorteo. Espero que os animéis a participar y que tengáis mucha suerte.

20 cosas sobre mí

Primero que nada os presento la nueva cara del blog, ya os contaré a la semana que viene por qué he cambiado el blog. ¿Qué os parece? ¿Os gusta?

Ahora vamos con el tema que acontece la entrada. El año pasado os conté 50 cosas sobre mí, y este año Yo tampoco sabía…  y DIARIO DE UNA BÚSQUEDA me han propuesto que cuente 20 cosas más sobre mí, así que allá va.

Untitled

parte 1parte 2parte 3parte 4parte 5parte 6

Se supone que tengo que elegir a unos cuantos blogs para que cuenten 20 cosas sobre ellos mismo, pero realmente decido que por elección propia, quien quiera hacerlo que se anime, ¡es divertido!

Os animo también a que me comentéis que cosas tenéis en común conmigo, tanto de las 50 cosas que os conté el año pasado como de estas 20 que os he contado ahora.

Pasotismo

Desde que la boda se canceló, algo en mi interior ha cambiado, mi actitud hacia las personas y sus actos ha cambiado, literalmente ¡¡AHORA ME RESBALA TODO MUCHO!!

Con la boda habré perdido dinero, no habremos celebrado esa boda planeada, pero la boda me ha servido para abrir los ojos y percatarme de qué personas se han quedado a mi lado y cuáles no.

Antes si quería quedar con alguien iba yo detrás, porque “mis amigas”, lo que se dice decirme de quedar no lo hacían, así que la que siempre decía de vernos era yo.

Antes si pasaban de mí o no se preocupaban por mí cuando me pasaba algo me enfadaba, me sentía impotente y me preguntaba, ¿por qué yo sí que me preocupo por ellas, les pregunto qué tal están o me intereso por quedar con ellas, pero ellas no?

Antes cuando los hermanos de mi chico, o su familia pasaban de nosotros o nos hacían un feo detrás de otro, me ponía de muy mala leche, me cabreaba, y muchas veces me ponía a chillar intentando que mi chico le hirviera un poco la sangra, pero nada, él como un hielo, sin inmutarse, aunque por dentro estuviera incluso más cabreado que yo.

Antes cuando mi familia me humillaba, me pisoteaba, pasaba de mí, etc., me entraba la ansiedad, me daba por comer, por llorar, por cabrearme (mi reacción era dependiendo del día).

Ahora mi filosofía de vida ha cambiado, ya que ¿sabéis qué pasaba cuando me cabreaba o me daban berrinches de mucha rabia? Pues que esa ira hacía esas personas me estaba consumiendo por dentro, y me sentía siempre alterada y enfadada con el mundo, lo que me afectaba seriamente a mi salud, y creo que no es necesario eso.

Ahora, si “mis amigas” no se preocupan por mí, no me hablan o no me dicen de quedar, ¡don’t worry, be happy!

Si mis amigas sólo me hablan por conveniencia, como me pasó hace poco con una, que cuando anuncié la cancelación de la boda ni se molestó por preguntar el motivo o por quedar para que se lo contara, ahora, meses después de estar sin hablarme, me habla porque ha roto con el novio. Bueno pues no pasa nada, yo le hablo tan normal, le pregunto, pero ya está, y ¡no pasa nada!13509124_10155052329744782_5818309856611702829_n

Que mis amigas prefieren dejar a sus amigas en un tercer plano y pasar a un primer plano a su novio y a un segundo plano a los amigos de su novio, porque quedan en parejas y yo no quiero, ya que mi amiga es ella, no el novio, y para mí quedar en parejas es muy incomodo porque no tengo la libertad completa de hablar de lo que me de la gana, porque al novio no le tengo el porque contar mi vida, ¡don’t worry, be happy!

Que los hermanos de mi chico pasan de él, y él, a pesar de haber abierto los ojos, sigue intentando llamarles la atención, porque quiere que le hagan caso, pero sin éxito ninguno, pues me duele en el alma, pero ahora, miro para otro lado y ¡no pasa nada!

Y por supuesto qué decir de mi familia, aquella que eliminé de mi vida, pero que de vez en cuando siguen dando por culo saco, la mejor solución, ignorar cualquier presencia tóxica y desencadenante de ansiedad, y ¡don’t worry, be happy!

Pero ¿y mi tía, que es la única familia que me queda?, también pasa de mí, o me dice lo que tengo que hacer, cuando mi forma de vida no es igual ni comparable a la de ella, por eso mismo, he aprendido que dar la razón, decir que sí, y luego hacer lo que me de la real gana, es lo más acertado para mi salud, ya que discutir o intentar dar explicaciones a personas que no tienen toda la información del asunto, es una perdida de tiempo y para mí un gasto de energía en cabreo, con lo cual, ¡no pasa nada!

Mi vida ahora básicamente se centra en mí. Igual algun@s pensáis que soy un poco egoísta, pero creo que a veces hay que ser un poco egoísta para que tu energía no se agote y dejes de brillar con la luz que debes. Eso me pasaba a mí desde que empezamos a organizar la boda, que empecé brillando muchísimo y acabé prácticamente apagada.

Ahora, por el momento, mi verano va a consistir en centrarme en:

1.Mi perdida de peso, respetando la dieta lo máximo posible (¡ay que duro se me va a hacer no comerme un heladito o un cono de nata y chocolateee, que ricoooo, mmmm!). Ahora mi dieta consiste en hacer la dieta normal que me mandó el año pasado mi nutricionista, pero dos o tres días a la semana, tengo que comer la cena que me toque, y sustituir la cena por unos productos de nestlé, que ayudan a quemar grasas y bajar de peso más rápidamente (esto no lo hago porque quiero, me lo ha mandado la nutricionista, de hecho al principio era muy reacia a tomarlo, pero ahora me he animado a ver si me funciona bien).

539c2ce87f216569e5997ea17

De toda la gama de productos he probado las barritas, que hay tres sabores, café, frambuesa y chocolate. De todas ellas, he probado la de café y la de frambuesa. Saben a comida de pájaro con aroma a café o a frambuesa, la de café no está mal, pero lo mejor es que está recubierta de chocolate.

También he probado los batidos, que también hay varios sabores (no sé cuales hay), yo he probado el de chocolate, que son unos polvos que se vierten en agua y se agita en una coctelera que te dan. Sabe a batido, pero artificial, aunque no está mal tampoco.

Tengo también un sobre de sopa de verduras (se prepara igual que el batido), pero me han dicho que está bastante mala, así que me da que se va a quedar en el armario de mi cocina.

Todos los productos me los da gratis mi nutricionista, y por lo que he visto por internet, son bastante caros.

2. Hacer todo el ejercicio posible, combinando playa (nadar y caminar), piscina (nadar) y bicicleta estática.

3.Trabajar mucho (ya os contaré que hay noticias fresquitas)

4.Disfrutar del verano a tope, en mis días libres o en los momentos que pueda, coincidiendo con mi chico, para explorar nuevos lugares, como lagos y ríos perdidos en nuestra comunidad.

5. Mantener la tranquilidad y la armonía que he mantenido hasta ahora.

Todo esto es con un sólo y único fin, ¿lo adivináis? Por supuesto, conseguir a mi TRUFITA. Tener una buena salud tanto física como emocional es primordial, así qué, mi alrededor no importa en absoluto, sólo importamos mi chico y yo. ¡Ay qué difícil estás siendo de conseguir! ¡¡Espero que en un futuro me des muchas alegrías futura trufita!!

 

 

 

¡Bye, bye amiga tóxica!

¡Adiós amiga tóxica, hola bienestar! Pues sí, por fin he hecho eso que llevaba queriendo hacer tanto tiempo, pero que no me atrevía, decirle adiós definitivamente a mi amiga tóxica. Después de tantas cosas que ha dicho y hecho sobre mi persona, llegó una que fue desencadenante para que tomara la decisión de bloquearla y eliminarla de toda mi vida.

Bueno os he hablado mucho de mi amiga tóxica, cómo actuó cuando engordé tanto o cómo actuó cuando le dije que me casaba, entre otras perlas que ha hecho o dicho a lo largo de todos los años que la conozco.

Cuando cancelamos la boda, esa gran amiga tóxica que había desaparecido de la faz de la tierra, o sólo aparecía para dar por culo saco por whatsapp, apareció de repente como super amiga, la cual quería quedar todas las semanas, me hablaba por whatsapp constantemente, y no para dar por saco, en fin, que se desintoxico de repente, pero eso olía a mierda putrefacta caquita.

Un día que quedamos a merendar, le dije que nos estábamos centrando mucho en la búsqueda del bebé, que estaba volcada de lleno en perder peso y que habíamos avanzado bastante en fertilidad (ella sabe desde el principio que estamos en fertilidad) y de repente me suelta una bomba explosiva: “nosotros ya tenemos fecha para casarnos al año que viene, será el 20 de mayo y en septiembre me quito el aro para quedarnos embarazados, antes no, porque es la boda de mi cuñado y quiero que me valga el vestido”.

Mi cara fue un poema, me quedé muerta. ¿Pero cómo podía ser tan envidiosa? Lleva un año con el chico este y ya piensa en casarse y tener hijos, y lo tiene todo planeado. Su boda iba a ser ir a firmar al ayuntamiento, ella llevaría un vestido espectacular blanco y él un traje chaqueta, luego se irían a comer con la familia de él y la familia de ella y el testigo, que sería una amiga de ella del pueblo, no iba a ser ninguna de la ciudad para que no se pelearan. Ese día no haría comida con los amigos porque quería disfrutar de ese día sólo con la familia, otro día harían cena sólo con los amigos. En septiembre se iba a quitar el aro para quedarse embarazada, y se iba a quedar enseguida porque los espermatozoides de su novio eran de gran calidad (según piensan ellos, no es porque se hayan hecho pruebas).

Lo de casarse me sorprendió porque lleva muy poco con el chico este, pero bueno ya es algo que llevaba comentando desde que yo anuncié que me casaba, pero lo del bebé (que también es algo de lo que habló en su momento cuando yo le conté que habíamos empezado en fertilidad, pero no me pensaba que fuera en serio, ya que su novio meses antes, os hablo de cuando llevaban dos o tres meses juntos, le dio a elegir entre tener un hijo o tener un perro y ella eligió al perro) es algo más serio, y ella nunca ha querido tener hijos, bueno perros tampoco, los detesta. Ella el instinto maternal lo tiene en el culo. Una persona que dice que si tiene un hijo tiene que ser niño, sino no lo quiere, es de tener cero de instinto maternal. Lo más gracioso es que esta clase de personas tienen suerte y se quedan embarazadas a la primera.

Tengo que reconocer que la noticia me dolió y me enrabio hasta tal punto que pensé en decirle adiós en ese momento, pero no lo hice. No entendía cómo podía corroerle tanto la envidia a una persona, pero ¿por qué eres tan envidiosa? Siempre me lo he preguntado, me lo pregunto y me lo preguntaré.

La semana siguiente iba a ser el cumpleaños de su novio y quería comprarle una tarta de fondan (que valen 50€), y ahí me cabreé porque semanas antes me había pedido que le hiciera una fofucha del novio y del perro, en tamaño grande y me había dicho que sólo me iba a pagar 15€ (cuando las fofuchas grandes cuestan 30€) porque llevaba muy poco tiempo haciéndolas y no tenía la misma experiencia que otra persona. Así que le dije que por 15€ no le hacía nada, y ¿ahora se iba a gastar 50€ en una tarta? En fin, que al final le dije que las tartas de fondan son insípidas de comer, porque son bastante empalagosas y me dijo que entonces le ayudara yo a hacerle una tarta a su novio, y tonta de mí le dije que vale. Le mandé los ingredientes para que los comprara e iba a perder dos tardes de mi vida para ayudarla con una tarta que ni si quiera iba a probar porque no estaba invitada al cumpleaños, y encima iba a venir a mi casa a ensuciarme y gastarme mi electricidad.

Ella me dijo que por las mañanas no podía quedar que tenía que hacer cosas en casa y que podía quedar a partir de las 17:30 porque tenía que sacar al perro a pasear, con lo cual quedamos el jueves y el viernes por la tarde, para que la tarta reposara el sábado y así el domingo estuviera más buena. Pero a mí el jueves me surgió trabajo y la avisé que no podía quedar el jueves, que quedábamos el viernes y el sábado por la tarde. Se enfadó conmigo porque decía que yo había quedado con ella y que la dejaba tirada, le dije que el trabajo era más importante, que daba tiempo a hacer la tarta el viernes y el sábado. El viernes por la mañana me preguntó que a qué hora iba a mi casa y le dije que a las 18, y me dijo que era muy tarde, que encima que el jueves la había dejado tirada, encima quedaba con ella el viernes super tarde (¡¿vosotros lo entendéis, si me dijo que a partir de las 17:30?!), y empezó a despotricar que era una mal queda, una egoísta, etc., con lo que yo le contesté que si le interesaba a las 18:00 bien y sino también, que no iba a estar a disposición suya cuando ella quisiera por ayudarla a hacer una tarta que ni si quiera iba a probar, que era una malcriada y una caprichosa, que siempre tenía que hacerse lo que ella quisiera y que yo no estaba dispuesta a hacerlo. Ella siguió hablando, nada bueno evidentemente, yo la ignoré. No valía la pena perturbar mi tranquilidad por una persona como ella. En este momento tampoco la eliminé de mi vida, pero poco me faltaba, el vaso estaba casi lleno.

Días después cuando estaba cuidando al niño en la terraza, colgué una foto en el facebook con el mensaje “disfrutando de los placeres del trabajo”, ya que lo bueno que tienen estos trabajos es que puedo disfrutar de las comodidades de las casas de lujo (merendar en la terraza mientras me da el sol, bañarme en la piscina, etc.). Básicamente la foto iba para mis amigas las marchosas, con un poco de coña, ya que conocen al padre del niño, y saben cómo es, y les conté lo que me pasó, que ya os conté en esta entrada.

Una “amiga” que ya me defraudó cuando la invité a la boda diciéndome que ir a una boda era un verdadero tostón y un agobio, al leer lo que yo había puesto, comentó lo siguiente: “Hombre…en ningún curro te dejan sentarte a tomar el sol…si te pagan la hora…lo justo es que trabajes …no crees?”

A lo que yo le contesté:  “Bueno  es fácil opinar sin saber… pero es que a mí no me paga para que limpie, me paga para que cuide de su hijo y le ayude con los deberes así que si puedo estar al sol sentada….”

Ella me contestó: “No es necesario saber…para poder opinar…una persona contrata tu tiempo…y para que en ese tiempo desempeñes las labores que él mismo no puede o quiere hacer…y es lógico que cuando no estés con el crío…. Quiera que realices otras cosas y no pagarte por tomar el sol….”

Yo a este último mensaje directamente no le contesté, ya se encargó otra amiga de contestarle muy acertádamente lo siguiente: “Pues para opinar hay que saber y tener información detallada del momento y la situación si no no sabes de que hablas, sin saber no se puede opinar. …hablar sin saber es tan sencillo. …qué sabes si el niño está en la piscina y ella está sentada al sol mientras está con él….creo que siempre que se habla hay que saber de qué se habla no sólo en el caso de dar una opinión. ..es básico de primero de sentido común”.

Lo más gracioso es que mi amiga tóxica le dio a me gusta a los dos mensajes que me había escrito está chica tan simpática, atacándome sin saber de lo que hablaba. Dos personas que son super vagas a la hora de trabajar. Una (la chica tan simpática) que ha venido desde otra ciudad y que decía que no iba a trabajar porque su novio tenía dinero suficiente para mantenerlos a ambos, luego rompió con el novio y se fue a un piso de alquiler pagado por sus papás con la edad de 37 años, y decía que no iba a trabajar porque tenía que arreglar asuntos psicológicos suyos antes. La otra (mi amiga tóxica) siempre ha sido una consentida pija, que le pagaban todos sus caprichitos de marca sus papás, no ha buscado nunca trabajo, siempre ha conseguido trabajo por enchufe y todos ellos (3 que ha tenido) se los ha dejado al poco tiempo cogiéndose bajas porque no le gustaban (y eso que trabajaba de lo que ha estudiado), el primero se cogió una baja por depresión porque decía que la jefa le ponía demasiados turnos y la tenía explotada, el segundo se cogió una baja porque se torció el tobillo inexplicablemente sin hacer nada, porque decía que no encajaba con las demás empleadas, y en el tercero se cogió una baja porque le dolía la rodilla, porque decía que le pagaban muy poco.  Dos personas, que mientras a ellas se lo pagaban todo y no buscaban trabajo, yo estaba trabajando desde los 16 años cuidando niños y desde los 18 de alta en la seguridad social, pagándome mi ropa, mi comida, mi carrera y mi carné de conducir, mientras a ellas les salen trabajos por enchufe y se los dejan, yo estaba como loca echando currículums en todos los sitios posibles (no sólo lugares que podía ejercer mi profesión, sino en cualquier lado), haciendo entrevistas para que luego no me cogieran. Así que, me hizo gracias que las dos personas que menos deben criticarme por aprovechar las cosas buenas de los trabajos que tengo, lo hicieran. En ese momento mi vaso rebosó, y ahí fue cuando la eliminé por completo de mi vida, y de regalo, a la amiga simpática.

Que bien te sientes (yo por lo menos) cuando eliminas de tu vida por completo, a esas personas que perturban tu bienestar, es como liberarte de una carga muy pesada, o como tumbarte en la cama un día que estás muy cansada, te quedas nueva. Lo mismo me pasó cuando por fin decidí eliminar a mi padre de mi vida. Ahora tengo fuera de mi vida a gente que no quería que estuvieran a mi alrededor.

3 cuñadas, 3 sobrinos

Bueno, ya hace 3 meses que nacieron los dos sobrinos que quedaban por nacer, y con la avalancha triple de sobrinos he podido ver cuan diferente es la maternidad en cada una de mis cuñadas.

La maravillosa psicóloga hace honor a su nombre y empleo, utilizando sus conocimientos psicológicos (que a veces los utiliza para limpiarse el culo trasero, en vez de utilizarlos para fines adecuados) con su bebé. Hay que reconocer que esta mujer ha nacido con una estrella que le ilumina allá donde va, porque tiene una suerte monumental. La bebé desde que nació es muy buena, no llora apenas, duerme bastante, es muy tranquila, come muy bien, y es muy simpaticona. Por otro lado, la maravillosa psicóloga le ha marcado pautas de alimentación y de sueño, por un lado tiene horarios de lactancia materna desde que tenía dos meses, cada tres horas, y creo recordar que se cronometra el tiempo que está la bebé en cada pecho, para que mame de los dos en cada toma (no sé a ciencia cierta si es a los 15 minutos a los 20 o a los 30); por otro lado tiene pautas de sueño, en las que a las 8 de la tarde (9 o 9:30, con un día de descanso de esta pauta, ahora que ya es más mayorcita) se lleva a la nena a la cuna, le da la última toma, y a dormir mientras le canta. Ahora que es un poco más mayor ha incorporado leerle un cuento antes de dormir. En su momento yo le pregunté si alguna vez la dormía en el carro si salían a cenar con los amigos, y me dijo que no, que sí salían a cenar la nena se esperaba despierta hasta llegar a casa, no muy tarde. Por otro lado, el instinto de protección sobre la niña está, pero no es sobreprotección, es decir, deja que la cojan otras personas, pero bajo su atenta mirada. He de reconocer que el plan no está nada mal, pero yo le veo un fallo desde mi punto de vista (sé que cada mamá o futura mamá opinará una cosa). Yo aunque no soy madre, ni de momento estoy embarazada, si tengo en mente cómo quiero que sea la crianza de mi hijo, y no creo que tener un hijo impida llevar una vida totalmente normal como hasta ahora llevo, no soy de irme a cenar por ahí todos los días, pero alguna vez de forma esporádica a comer, merendar o cenar, pues sí, y ¿tener un bebé tiene que impedir que haga eso? Yo pienso que no, que puedes hacer una vida totalmente normal, con lo cual, veo bueno que tu bebé lleve una rutina de alimentación y sueño, pero que si estás merendando y le toca la toma, se la des, o si le toca dormir, pues lo duermes en el carro. Además creo que debe acostumbrarse desde recién nacido a ir a todos los sitios, así tendrá mayor facilidad para dormir si por lo que sea hay ruidos en casa, de los vecinos o en la calle (muy normal donde yo vivo).

La beata lleva una crianza totalmente dispar a la maravillosa psicóloga. Ella es madre de una tribu de Moglies, ya que se han criado prácticamente en la selva. El mayor se lo crió la madre y el mediano está criado por animales salvajes, y mini beatito lleva la misma pinta que el mediano. Lleva una rutina de alimentación (en este caso bibe) cada tres horas, en las que se turnan entre ella y el marido (eso es un punto a favor que me ha gustado mucho, ya que con la lactancia materna se lo come todo la mujer. La lactancia es un punto que de momento no opino mucho, ya que veo pros y contras a ambas, así que hasta que no llegue el momento no decidiré). Por otro lado…se acabó lo de contar rutinas, todo lo demás es al libre albedrío, el niño duerme cuando quiere, lo zarandea como quiere, la he visto preparar el biberón con él en brazos de una posición y al segundo en otra, le faltó lanzarlo por los aires, terminar el biberón y volverlo a coger, todo un show de circo (que leerlo no es como verlo en vivo y en directo), o el famosos mito de raparle la cabeza al recién nacido para que le crezca el pelo más fuerte, son cosas que he visto que hace mi querida beata. Su instinto de protección es bastante mínimo, deja a mini beatito en el sofá sólo y sin cojines en los lados, lo deja en el carro, metido en un cuarto encerrado mientras ella hace cosas en casa, deja libremente que lo coja cualquier persona. Para mí mejor, ya que me encanta cogerlo y practicar (y no se me da nada mal). Lo bueno que veo a su tipo de crianza, es que desde recién nacido se lo han llevado a todas partes, a Ikea, a la playa a tomar unas cervecitas, a comer por ahí, etc.; el resto de su crianza no la comparto.

Finalmente, llegamos a la mosquita muerta y P. De verdad parece que para ellos, tener una bebé haya sido una desgracia absoluta. Me da la sensación de que como madre primeriza no ha hecho los deberes fundamentales de leer libros e informarse sobre la maternidad, en los nueve meses de gestación que ha tenido, ya que hace preguntas que son un poco de sentido común, como por ejemplo preguntar cada cuánto tenía que cambiarle el pañal a la pequeña, si sólo se hacía pipí tenía qué cambiárselo o no.. La niña nada más nacer, nació enganchada a la teta de esa mujer, porque la tiene enchufada ahí constantemente, como si de un móvil cargando se tratase. ¿Os podéis creer que hasta hace bien poco, no había visto la carita de la nena? La primera vez que fuimos me dijo que volvería a parir 100 veces, antes que volver a dar de mamar, no le des a tu hijo lactancia materna (menudos ánimos me dio), pero es que sólo había que verle la cara de destruida que llevaba. La niña no paraba de llorar, y en mi opinión es que por más que estuviera en la teta enchufada, su agarre no era el correcto con lo cual no succionaba la suficiente leche como para estar satisfecha, de hecho tiempo después le ha provocado heridas en los pechos. Por otro lado, el trato y la ayuda de su querido marido es 0. Algunas de las frases que he escuchado de su marido, son dignas de estar en un diccionario de machismo, por ejemplo decirle recién parida hazme un bocadillo, o sácate la teta que está llorando, entre otras…Luego se quejó un día que la nena iba de diarrea y por la noche durmió poco porque tuvo que levantarse a ayudar a la mosquita muerta a limpiarle el culete a la nena con esponja. Por otro lado, la sobreprotección hacia la nena es brutal, no dejan que nadie la coja salvo ellos, si alguien la coge enseguida ellos (sobre todo la mosquita muerta) reclama que se la den, en nada que oyen un ruidito que hace la nena acuden a su rescate, y la cogen en brazos. También he oído de su boca muchos mitos erróneos, como por ejemplo decir que si se chupa la mano es porque tiene hambre, si estornuda es porque está malita o si no eructa en una toma aporrearle la espalda un buen rato. De este tipo de crianza no comparto nada de nada. Están más perdidos que Dory.

Por mi parte, abogo por una crianza con rutinas, dentro de las posibilidades que te dé tu bebé, pero que se lleven a cabo sin impedir que los padres lleven una vida lo más normal posible con un nuevo miembro en la familia y por supuesto la pareja debe ser un equipo 100%, en la cual deben apoyarse y ayudarse mutuamente en todo lo posible. Por otra parte, apoyo el hecho de cantar y leer cuentos desde bien pequeños, además de jugar, y llevarlos a todos los sitios posibles. También soy partidaria del porteo 100% (cosa que ninguno de mis cuñados ha hecho) y de llevar al niño en el coche a contramarcha (otra de las cosas que no hace ninguno de mis cuñados). Son los beneficios de leer tantos blogs y tantas revistas.

Tercera cita de fertilidad

En la anterior cita de fertilidad la médica me mandó algunos deberes: vacunarme de la rubéola y como obligación no buscar embarazo durante tres meses, repetirme los análisis para ver los resultados de la prolactina, y mi chico tenía que repetirse el semiograma.

Una vez finalizó la semana santa me dispuse a realizar mis correspondientes deberes y mi chico los suyos, pero realmente fue como una cruzada de Indiana Jones.

Para vacunarse de la rubéola hay que pedir cita con el médico de cabecera para que te haga un volante, el cual autorice que me administren la vacuna en enfermería. Pues bien, conseguir el volante estuvo chupado, lo complicado vino después. Cuando llego a la enfermería me encuentro con una señora que me pregunta: ¿pero esta vacuna se administra aquí? ¡WTF! ¿Y me lo preguntas a mí? Me deja en la sala y se va a preguntarle a otra enfermera. Cuando vuelve me dice que efectivamente se pone ahí, pero que la vacuna de la rubéola como tal no la tienen, que deben administrarme la triple vírica (sarampión, paperas y rubéola) y que tenían que ponérmela en dos veces, una primera ese día y otra un mes después. Como no la vi muy puesta en el tema, le dije que por favor consultara primero con mi médica de cabecera, lo hizo y efectivamente, podían administrarme esa vacuna, pero no hacía falta que me la administraran en dos veces, con una bastaba. Hasta ahí todo perfecto, la odisea vino después, cuando no encontraban la vacuna. La mujer me mandó esperar fuera, y empezó a atender a otras personas, y después de un buen rato, ¡por fin me pinchó la dichosa vacuna! Unos pocos días después me bajó la regla y pedí cita para hacerme los análisis del ciclo de nuevo.

La siguiente cruzada de Indiana Jones fue para conseguir el semiograma. Llevábamos un mes y pico llamando por teléfono para conseguir cita con planificación familiar. Voy a haceros un pequeño resumen de los acontecimientos anteriores para los que no recordéis o para los nuevos seguidores.

Al no estar casados él está empadronado en Pueblote y yo estoy empadronada en Pueblito, A él lo atendieron en Pueblote, le hicieron las primeras pruebas en las que salió de cantidad dentro de la media pero la movilidad baja, con lo cual nos dijeron que hasta que no estuviéramos los dos empadronados en el mismo sitio, casados o fuéramos pareja de hecho, no le repetirían las pruebas. Una vez yo empecé en fertilidad intentamos que nos dieran las pruebas en papel (ya que jamás nos las dieron) y nos pusieron mil pegas, pero finalmente nos las dieron. Mi médica ordenó la repetición de las pruebas, y hasta aquí volvemos a la actualidad.

Llamamos una vez y le dijimos que queríamos una cita para que nos dieran un volante para repetir las pruebas del semiograma, con lo que nos contesta que habla con la enfermera y nos llama. Esa llamada nunca se produjo. Volvemos a llamar y conseguimos cita, pero no pudimos acudir. Volvemos a llamar una tercera vez y nos dice que hace mucho tiempo que tiene el volante, que ya teníamos que haber pasado, con lo cual nos dirigimos a Pueblote, y al llegar allí la enfermera que atiende el teléfono nos entrega un sobre diciéndonos que es el volante y que lleva ahí un mes y pico. Nuestra cara de poema al abrir el sobre y ver que contenía las pruebas del semiograma (esas que ya nos dieron en papel pese a las pegas que nos pusieron) en vez de el volante que nosotros queríamos, fue digno de fotografiar para que pasara a nuestros recuerdos de cosas surrealistas. Pero para más inrri, la mujer nos discutía que eso era lo que nosotros le habíamos pedido por teléfono. Finalmente, nos dijo que ella nos podía dar cita para finales de agosto, pero que si los queríamos antes, fuéramos a la médica de cabecera. La médica de cabecera no nos puso problemas y a los 4 días mi chico ya tenía el semiograma hecho (tardamos más en conseguir el volante que en conseguir cita para las pruebas en sí).

El pasado mes de mayo tuve mi tercera cita con fertilidad (fue una cita gastada para nada). Llegamos allí y me dijo que los resultados sobre la prolactina habían salido correctos. Nos preguntó sobre el semiograma  y nosotros teníamos cita con la médica de cabecera de mi chico más tarde, así que le dijimos que buscara en el ordenador a ver si estaban. Nos dijo que no podía acceder a las pruebas hechas en otro hospital (no entiendo por qué no pueden consultar los resultados de cualquier hospital o lugar con el número de SIP, ¡me indigna eso!). Conclusión: sin los resultados del semiograma de mi chico, no podía seguir conmigo, debido a que si los resultados eran favorables seguirían haciéndome pruebas a mí, me harían un cultivo de óvulos (no sé que es eso, y en internet no he encontrado nada) y la histerosalpingografía, por el contrario, si los resultados eran negativos, pasaríamos directamente a IA (no entiendo que no siguen haciéndome pruebas a mí, ya que yo también podría tener algún problema). Su recomendación en esa cita fue que siguiera perdiendo peso y que trajéramos los resultados del semiograma en la próxima cita.

Los resultados del semiograma han salido completamente idénticos a los anteriores, con lo cual, según nos dijo, iríamos directamente a IA, pero aun me faltan unos cuantos kilos para llegar al IMC que debería tener y mi duda es ¿miento y digo que ya peso los kilos que debo de pesar o digo la verdad? No aparento (según me dice la gente) lo que peso y nunca me han pesado en la consulta, no sé que hacer…

Por otro lado, como Roja no me baja, me tomo progesterona todos los meses para provocarme la regla. El mes pasado se me olvidó tomármela y cuando me tocaba que viniera, tuve todos los síntomas que suelo tener cuando me va a bajar, pero no hizo acto de presencia. Este mes, se me volvió a olvidar tomarme las pastillas y unos días antes de que me tocara, manché rosa clarito al limpiarme, no le di mayor importancia, pero dos o tres días después empecé a tener dolores en el ovario derecho, empezaron a dolerme los pechos y a salirme granitos, y de repente empecé a marcar, y al día siguiente vinieron los dolores fuertes de tripa y Roja en todo su apogeo. ¡ME HABÍA VENIDO ROJA POR SÍ SOLA! Desde el año pasado que no veía a Roja por sí sola y eso que no es la primera vez que se me olvida tomarme la progesterona. Con lo cual, que haya venido por sí solita es muy pero que muy buena señal, significa que igual con la bajada de peso mi cuerpo posiblemente se esté regulando e igual este mes si ovule, así que, ¡ojala, ojala me quede embarazada este mes y no tengamos que pasar por ningún tratamiento! En fin, a ver qué pasa, todo se sabrá a final de mes…CONTINUARÁ…

Me crispa la moral…

El título de la entrada lo dice todo. La semana pasada alguien consiguió crisparme mucho la moral, tocarme mucho los…y me mordí la lengua para no contestarle de mala manera. Voy a empezar por el principio de la historia.

Hace dos semanas me tocaba trabajar cuidando al niño. Como todos los días lo recojo del colegio, y vamos a su casa, pero al llegar allí, ¿cuál es mi sorpresa? !Que estaba el padre allí! El padre tiene un morro, sale antes del trabajo cuando le da la gana y su hijo le importa una gran mierda, y ahora a medida que os cuente, lo vais a ver.

El padre estaba allí porque había quedado con el técnico del gas. Pero una vez el técnico se fue, me empezó a mandar tareas absurdas.

A ver os voy a explicar unas cuantas cosas que son necesarias para que entendáis mi postura:

1. No viven en esa casa. Antes de navidad empezó unas obras que se alargaron hasta febrero, la casa estaba patas arriba. Una vez han terminado las obras, la casa ya está limpia, pero ellos siguen sin vivir ahí.

2. A raíz de que el niño suspendiera dos asignaturas, él habló conmigo y quedamos que iba a estar con el niño y no iba a limpiar más.

Continuo con lo que pasó hace dos semanas. Me mandó poner lavadoras de cojines, hasta ahí normal, pero es que lo absurdo viene cuando los saca a la terraza y los deja ahí todos estos días, ¿qué ha pasado? Que se han vuelto a ensuciar, normal, si no viven ahí. Pero es que no es la primera vez que me manda tareas absurdas. Cuando estaban de obras me hizo limpiar el polvo, barrer en sitios donde los obreros estaban haciendo obras día tras día. Me hizo limpiar la nevera y una semana más tarde me volvió a hacer limpiar la nevera (tiré un montón de comida caducada, cosas enteras, me dio mucha pena y se lo digo y me dice ¿ah sí?), me ha hecho limpiar armarios y cajones por dentro, o limpiar sobre limpio. Pues ese día, me mandó limpiar los armarios donde tenía los productos de limpieza, y se fue a trabajar de nuevo  !jugar al pádel!

Pues bien, esta semana no me dijo nada de que limpiase. Me salí a la terraza (ya que él me lo dijo el día anterior) porque hacia un estupendo día, me senté en el sofá que tienen y estuve en la gloria, mientras controlaba al niño con los deberes y de pronto llegan él y la novia sargento, me miran y se ponen a hablar con el niño y se vuelven a ir, porque el niño no había terminado los deberes ni había estudiado. Cuando volvió me dijo que mientras el niño hacía deberes yo tenía que estar limpiando, que no podía estar parada aunque él no me dijera que limpiara, que barrer y limpiar el polvo sabía hacerlo, ¿o no?, me pregunta, como si yo fuera tontita, o él supiera lo que es barrer y limpiar el polvo, ¡flipante!

Mi indignación viene porque no cumple su palabra, su hijo necesita mucha atención, porque se despista con una mosca y se queda empanado, y necesita a alguien constantemente diciéndole ¡vengaaaa! Además de que me pisotea y me humilla constantemente, como que soy inferior que él, cuando yo tengo una carrera y media y él no tiene nada, y es más tonto que mi culo, creído, egocéntrico, egoísta, niñato y tacaño, lo tiene todo, además trata y habla fatal a su hijo.

Ya llevo trabajando en esta casa nueve meses, y me he ido fijando en comportamientos y actitudes del padre hacia su hijo, feos, humillaciones, chillidos por tonterías, o simplemente pasar de él, como preferir irse al gimnasio o a jugar al pádel antes que estar con el niño o no comprarle ni merienda, el niño ha estado comiendo sobras que habían en la casa, hasta que no ha quedado nada y me ha tocado prepararle de mi casa la merienda, algo que tampoco me ha pagado el padre.

A medida que he ido teniendo más confianza con el niño he ido indagando en su opinión hacia la situación en la que vive, ya que me recuerda mucho a mí, y sé que no es fácil vivir una situación en la que los padres están divorciados, se odian a muerte y encima pasan de ti o te tratan como la mierda número one. El padre lo machaca mucho con los estudios, en mi opinión demasiado, con un horario muy rígido, cuando suspende o hace alguna cosa mal (la mayoría tonterías sin importancia), le grita y le machaca, diciéndoselo una y otra vez, una y otra vez. En mi opinión no es la mejor manera de educar a un niño.

Pues bien, la semana pasada, harta del trato que el padre tiene hacia mí le dije que igual al año que viene no estaría con él. Sorprendido me preguntó el por qué, y le dije que para todo lo que hacía yo, su padre no me pagaba suficiente, contando con que en la otra casa, casi me pagan el doble. Entonces el niño me dijo, pero te ha pagado gasolina, y le desmentí que eso fuera cierto, ya que me dijo que me pagaría la gasolina y no ha sido así (yo hago dos viajes: de mi casa al colegio, que no está cerca precisamente, y del colegio a casa del niño, que tampoco está cerca precisamente), y me dijo pero te ha dado productos de su empresa, y le desmentí eso también diciéndole que los había pagado, con lo cual el niño alucinó sabiendo la verdad. En ese momento explotó, diciendo que no le parecían bien algunas actitudes de su padre, como que no me pagara más, o que se fuera a jugar al pádel en vez de estar con él, o que lo humillara cuando suspendía una asignatura y se lo fuera contando a todo el mundo, dejándolo en ridículo, y que no le caía bien la novia sargento, porque le mandaba mucho, y le exigía demasiado, como quedarse a estudiar fuera la hora que fuera, porque no se lo sabía.

Este fin de semana es el primero que voy en estos nueve meses, porque el niño me ha reclamado, pidiéndole al padre que fuera a ayudarle con los exámenes finales que tiene. Ese día el niño no estaba muy concentrado, ya que había dormido siesta y estaba adormilado, y su padre encima no dejaba de dar por culo saco, haciendo llamadas de teléfono donde estábamos nosotros ¿creéis que ese es el espacio más idóneo para poder concentrarse y estudiar?, paseándose cada dos por tres y preguntándome si ya se lo sabía todo. En una de esas veces, ¡le echó una bronca monumental por haberse aprendido en una hora y media solo seis páginas! Cuando el padre se fue, el niño rompió a llorar, y se bajó a la terraza. A los minutos me bajé yo para hablar con él, le intenté consolar y que volviera un poquito más al estudio, poniéndose las pilas 100%, y lo conseguí.

El niño es muy bueno, es amable, cariñoso, muy caballero, maduro, con muy buen fondo, pero se nota que tiene mucha ira contenida, que no saca de normal, pero que cuando salta, actúa de forma agresiva, pegando patadas o puñetazos a objetos, y eso a la larga es algo que le va a perjudicar anímica y socialmente. Por otra parte, me da mucha pena, porque me siento muy identificada con él, y probablemente, en un futuro, como sus padres sigan con esa actitud hacia el, actúe igual que yo hacia ellos. Tenemos una gran conexión, hemos ido adquiriendo cada semana más confianza y ahora lo trato como si fuera mi hijo, no me duele el hecho de prepararle merienda de mi casa y que el padre no me la pague, porque me importa más el niño (que no tiene culpa ninguna) que el dinero que pueda suponerme, se la preparo gustosamente como si de mi hijo se tratase. No sé como va a terminar este niño en un futuro…

Día de bajón

Hoy es un día de esos que me he levantado bajonera y me invade constantemente las ganas de llorar. Me siento un poco perdida en la vida desde que hemos cancelado la boda.

Antes tenía un motivación, me levantaba y hacía cosas con un fin, ahora me levanto y hago manualidades, pero no tengo ningún fin, no sé si alguien se interesará por ellas y me comprará cosas.

Sé que las manualidades no es una forma fácil de ganarse la vida, por no decir, que la mayoría de gente piensa:”¡uy que bonitas!, pero no me voy a gastar dinero en esa tontería” o igual omiten lo de “¡uy que bonitas!”. La mayoría de gente piensa que es algo inservible, un trasto, etc. Mi chico por ejemplo…

Por ello, me siento muy perdida, porque mi chico encima no me apoya, piensa que me gasto el dinero tontamente y que no voy a vender nada jamás, me encantaría darle en toda la nariz a mi chico y demostrarle que a alguien si le interesan mis cositas. Sé que el mundo de las manualidades, trata de darse a conocer, de ser constante e insistente, en ello estoy, de hecho estoy preparando un sorteo ¡qué espero que participéis!

Me siento perdida también, porque siempre que intentamos avanzar en nuestra vida (mudarnos, la boda, tener un hijo, ser maestra, etc.) hay un gran muro que nos lo impide.

Cuando intentamos mudarnos, ya teníamos muchas cosas en cajas, teníamos el piso mirado en Pueblito y nos salió lo del sorteo, así que el piso de Pueblito lo dejamos pasar. Cuando llegamos al piso del sorteo había una chica delante de nosotros que se lo quedó, asï que perdimos ambos.

Con la boda ya sabéis lo que ha pasado…

Mi carrera la tuve que dejar porque no podía pagarla. Me encantaría retomarla y terminarla, pero si no encuentro trabajo no puedo pagarmela.

Ahora es la época de tirar currículums, me he puesto a ello como una loca, a ver si me cogen para la temporada de verano en algún sitio. Esta mañana estaba tirando en centros comerciales, y me venía un golpe de lagrimas a mis ojos, la tristeza me nublaba la cara y mis pensamientos retenían el impulso por romper a llorar en medio de las tiendas. Al llegar a casa me han llamado para hacer una entrevista mañana en una cafetería, pero no me ha hecho mucha ilusión (no porque no me gustaría trabajar ahí, al contrario, me encantaría, ya he trabajado en una cafetería y es estupendo), pero pienso que igual no me cogen por mi físico, siempre tengo esa idea (sé que el pensamiento positivo y la actitud hace mucho, pero hoy no estoy de humor, mañana pondré mi mejor sonrisa y me venderé lo mejor que pueda) ¡A ver si tengo suerte!

Con lo del bebé estoy en ello, y hay momentos que tengo esperanza de que dentro de unos meses haya adelgazado los kilos que me quedan, me hagan un tratamiento y tenga suerte y me quede embarazada, pero otras veces lo veo todo negro, veo que al paso que va la SS, al año que viene aun no me habrán hecho ningún tratamiento, y que igual no tengo suerte y no me quedo embarazada (sí, todo es muy negro, lo sé).

Yo tengo tantas ganas de ser madre, no sé como explicarlo, en mi mente hay un mundo paralelo en el que yo soy mamá de trufita, me veo a mí misma con ella/él (veo a veces una nena a veces un nene, incluso gemelos o mellizos, me encantaría), me imagino como la bañamos, me veo yendo a clases de natación para bebés, a la playita con su gorrito para el sol, su cubo y su pala, yendome de paseo o al centro comercial con el carro o la mochila, durmiendola, imagino su cuarto, la ropita que le compraré, el carro que quiero, la cuna con las sabanas, todo una cucadaa, etc. En fin, que en esa parte de mi cerebro tengo toda una vida paralela con mi trufita ¿estoy loca? Pero cuando veo la realidad a veces lloro, de tal impotencia que tengo, por no poder conseguir mi sueño fácilmente.

En estos días, me pongo a pensar y es que no consigo nada de lo que quiero en esta vida, cuando tienes el día negro piensas qué por qué me pasan a mí todas las desgracias, si tampoco pido mucho, un trabajo y a mi trufita ¿¡es tan difícil que los astros se alinien para darme un poquito de suerte?! ¡Ojo, que yo soy muy positiva! Pero las personas positivas también tenemos día negros, en los cuales la negatividad nos hindunda, hoy es un día de esos para mí…

 

 

La infertilidad: impedimentos y tabús

Leyendo el blog EL CAMINO DE IRIS he descubierto que los días 4 y 5 de junio se ha programado la 1° quedada nacional infertil en Valencia (si os interesa asistir podéis informaros aquí).

La verdad que me encantaría asistir a la quedada, conocer a otras personas (bloguer@s o no) que pasan por lo mismo que yo en la actualidad o que ya han pasado por ello. Escuchar consejos, ampliar información y resolver dudas. ¿Algun@ de vosotr@s va a asistir?

Cartel-Quedada-qr-e1463342228344

Esta quedada me ha inspirado a escribir una entrada sobre el secretismo, los tabús, la desinformación, las trabas, los costes, etc. que hay sobre este tema.

Cuando una pareja se encuentra que lleva tiempo buscando un bebé pero no hay manera de quedarse embarazados, empiezan a suscitar las dudas de si alguno de los dos miembros tendrá algún problema de infertilidad.

Existe una gran desinformación sobre este tema al igual que sobre el tema de la reproducción. No sé, si a vosotr@s os pasó lo mismo, pero yo me pensaba que era facilísimo quedarse embarazada y que cualquier día del ciclo podía suceder, no sé si por la televisión que lo hacen todo tan bello y fácil o por la obsesión de los padres de que tomes precauciones para no quedarte embarazada (sin trasmitir que lo más importante, a parte de prevenir un embarazo no deseado, es evitar una ITS).

Entonces llega ese momento en el que ya has empezado a rendirte sobre la posibilidad de  que un embarazo natural suceda, te planteas llegar al problema mediante la sanidad (hablo de mi caso personal por la SS, no sé si en las clínicas privadas sucederá lo mismo). Si eres una mujer mayor de 35 olvídate de que te hagan mucho caso, por otro lado si tienes obesidad o sobrepeso y tu IMC no es el que ellos piensan que es adecuado olvidate también de que te hagan mucho caso o por el contrario eres madre soltera, o lesbiana, en muchas ciudades directamente ignoran tu caso. Esto que voy a escribir es mi opinión, puede que haya gente que esté de acuerdo conmigo y puede que otras personas no lo estén. A mi me parece muy injusto que se les pongan trabas para poder someterse a un tratamiento de fertilidad, a mujeres que de forma natural no puede tener hijos por ser mayores de 35, no tener un IMC “correcto”, ser madres solteras o lesbiana. ¿Cuántas mujeres son madres de forma natural teniendo más de 35 años? ¿Por qué a través de un tratamiento no tienen derecho a ser madres? ¿Cuántas mujeres obesas o con sobrepeso han sido madres, y no una vez, sino varias? ¿Por qué no puede ser madre una mujer con obesidad o sobrepeso con un tratamiento de fertilidad? Ya sé que los motivos son los peligros que hay al tener un hijo a esa edad o con un IMC no saludable, que corre peligro la salud de la madre y del bebé, pero no impide que a mí me parezca muy injusto, ya que los mismos problemas puede tener una mujer con esas condiciones de forma natural.

En mi caso, tienen una excusa clara para mandarme otra vez a la lista de espera, como intentaron hacer, y si hubiera estado desinformada lo hubieran conseguido, pero con mi problema, empecé a informarme, a leer vuestros blogs y he aprendido mucho este último año, lo que me permitió conseguir que me hicieran caso, ¡ya bastante lenta va la SS como para volver a la lista de espera!

Vale, ya estamos dentro de reproducción, haciéndonos pruebas y tratamientos ¿y ahora qué?, ¿se lo cuentas a tus seres queridos o lo llevas en secreto? Y cuando te quedes embarazada ¿ha sido de forma natural, o cuentas la verdad? Pues el otro día en nuestra última visita de fertilidad (ya os la contaré en otra entrada), mi chico me dijo que si llegábamos a tener un hijo gracias a algún tratamiento de fertilidad que diríamos que había sido de forma natural porque si decíamos lo contrario sería avergonzarlo, por no poder tener hijos. Me pareció una auténtica tontería, ¿por qué tendría que mentir? Si me preguntan, jamás me avergonzará contar que mi hijo vino al mundo gracias a los avances de la ciencia. Para mí a día de hoy no es un tema tabú, he contado abiertamiente que estamos en tratamiento de fertilidad, la gente que no sabe más sobre cómo va nuestro caso es porque no se interesan (como mis super cuñad@s) o porque piensan que es una cuestión de relajarse y no un problema de infertilidad ( como mi tía). No concibo el tabú sobre este tema, lo respeto pero no lo comparto, por ejemplo, uno de los hermanos de mi chico y su mujer se sometieron a FIV para tener a la nena, pero ellos lo han llevado totalmente en secreto y han dicho que la nena fue por IA, la verdad que no sé por qué habrán mentido en el tratamiento. Luego ellos son los primeros que a nosotros ni nos preguntan, ni se interesan cuando nosotros intentamos hablar de cómo nos va el tema, ¡parece mentira que hayan pasado por lo mismo que estamos pasando nosotros!

Por el contrario, si una pareja o mujer decide ir por lo privado por las razones que sean, ¿es justo que tener un hijo sea tan caro? A mi no me parece justo…

Decisiones difíciles

En este mes y pico que llevo sin escribir han sucedido varias cosas que han hecho que tome decisiones difíciles.

Vamos a comenzar por el principio de los hechos. En abril empezamos a dar las invitaciones. La gente, cuando dijimos que nos casábamos no reaccionó como esperábamos, como ya os conté, pero a medida que se iba acercando la fecha del enlace, pensabamos que la gente empezaría a ilusionarse más y más el día de la entrega de las invitaciones, pero nada similar a la realidad. La gente no mostró interés por quedar, como ya os conté.

Mi tía directamente me dijo que no la quería, que ella se daba por invitada, que ya sabía los días que eran y que aun quedaban muchos meses, que ya se la daría cuando quedara un mes para la boda.

M prima directamente me ignoró. Realmente yo con mi prima no tengo ningún tipo de relación, la invitaba porque venía mi tía, pero si por mí hubiera sido, su novio y ella podrían haberse quedado en su casa.

Los hermanos de mi chico con la excusa de los bebés no querían nunca quedar. Después de mucho insistirles quedamos a merendar (evidentemente en una de las casas de ellos, porque el hermano mayor piensa que no se puede salir a merendar a una cafetería con los bebés, se ve que ponen en las puertas carteles de prohibido entrar con bebés). Cuando llegamos el tema principal fue los bebés, pasando por la maternidad, continuando con la lactancia materna, y de postre caquitas, pañales y dormir. El tema de la boda ni salió, el hermano pequeño ni apareció y nosotros no vimos el momento adecuado para dar las invitaciones, ya que el interés fue cero, y eso que habiamos quedado para darles la invitación. Cuando ya nos ibamos les dijimos que ya se la daríamos en otro momento, pues nada para ellos perfecto, ni se inmutaron.

Al final optamos por quedar de forma individual con cada uno de ellos y darsela.

Con su tía y sus dos hijas quedamos a comer. La hija pequeña y su tía estuvieron más interesadas en la invitación que la hija mayor, que vino de forma muy prepotente diciendonos que su marido y su hijo no iban a ir a la boda porque trabajaban y era imposible en esa empresa pedir días, y ella y su hija, no lo sabía con certeza ya que si trabajaban en ese fin de semana tampoco irían. Nos quedamos a cuadros, porque son familia directa de mi chico, fueron todos a la boda de su hermano mayor que fue hace dos años, y a la nuestra no venían, ¿por qué razón? ¿el hermano de mi chico es mejor que él?

Luego ya fuimos quedando con los amigos. La mayoría nos dijo que vendrían los tres días, que no habría problema.

Pasaron las semanas, y la gente empezó a decirnos que el viernes seguramente no iban a ir. Luego la hija menor de su tía nos dijo que su hija y el novio tampoco iban a ir a la boda. La lista de invitados pasó de 54 personas a 36 personas. Nuestras mesas se desmontaron por completo, quedaban mesas de 4 personas, mesas con dos personas, en fin, me hicieron el horror.

Un día, así de repente, después de un mes y algo sin saber nada de mi tía, me dice de quedar. En ese momento no me dio la gana de darle la invitación, estaba muy enfadada con ella por lo que me había dicho acerca de la invitación. Fuimos y le dije lo que ocurría con la boda y que no sabíamos si cancelarla o no (habiamos estado barajando la posibilidad de cancelar la ceremonía), y como mi tía vive en un mundo de cuento y fantasía, nos dijo que no, que era nuestra ilusión, que no dejaramos que la gente nos arruinara ese día, que si hacía falta ella invitaba a gente de su entorno para llenar las mesas (seguro que habéis puesto cara de poema, la misma que puse yo cuando lo oí). Finalmente salí convencida de seguir adelante con la boda, es que ella te envuelve en su palabrería zen y llegas a creerte ese mundo de cuento y fantasía, pero días después se te va la nubosidad de tu cabeza y te das una ostía con la realdad, y la caida es mucho más dolorosa, que afrontar desde un principio la cruda realidad.

La realidad es que la gente “se cagaba” (perdón por la expresión) en nuestra boda, les importaba un pimiento verde que nos casaramos, y eso que los invitados eran la gente cercana. Sus hermanos pasaban, ya tenían bastante con los bebés, su tía y sus primas ni querían venir, y los amigos algunos habían sido más tóxicos que beneficiosos, otros habían pasado, etc. En fin que iban a venir 36 personas, de las cuales casi la mitad eran acompañantes que no pintaban nada en nuestra boda, el precio del menú se incrementaba si eran menos de 50 invitados, así que ibamos a pagar casi lo mismo por 36 invitados que por 54.

Me empecé a replantear muchas cosas como ¿quería tener esa boda de ensueño con esa gente? ¿por qué me estaba esforzando haciendo regalos a mano, super currados para gente que ni había mostrado interés? ¿realmente quería gastarme dinero que nos hace mucha falta en una celebración con esas personas? Y llegué al inicio del verano del año pasado, cuando yo le dije a mi chico que casarse con ceremonía no valía la pena, que era un gasto tonto, inecesario y absurdo, que realmente casarse es firmar un papel y que ese día es un paripé, ya estas casado, o no, como lo prefieran los novios, pero él me insistió que ya que se  casaba lo hacía por todo lo alto, pero nos desviamos de nuestro objetivo principal, CASARNOS (a parte de porque nos queremos) POR FORMALIZAR NUESTRA RELACIÓN PARA TENER UN BEBÉ. Nuestro principal objetivo es tener un bebé, así que le dije que prefería seguir ahorrando dinero y ese dinero invertirlo en nuestra trufita futura, en seguir adelgazando yo, en ponerme en forma para poder someterme a un tratamiento.

Despues de hablar mucho y mucho y mucho, mi chico no quería cancelarla, pero finalmente lo convencí. Hicimos un grupo de whatssap con todos los invitados y comunicamos que la boda se cancelaba (igual me expliqué mal) pero la gente tampoco reaccionó como esperabamos, algunas personas por privado nos preguntaron si seguiamos juntos, dijimos que sí y ya está, algunas personas en el grupo preguntaron y eso, uy por qué, dijimos que las explicaciones las daríamos en persona, si querían quedar. Nadie mostró interés por quedar, directamente empezaron a salirse del grupo, yo había pensado en decir que ibamos a firmar y a hacer una paella con todos los invitados en algún sitio chulo, pero no me dio tiempo, así que viendo el interés, ni eso vamos a hacer. Algunos nos han preguntado el motivo, pero a través del whatssap, no se han molestado en quedar personalmente, otros a día de hoy aun no nos han preguntado el motivo, pero ninguno, ninguno, al decirles que seguimos juntos, se ha molestado en preguntarnos ¿pero váis a firmar?

Seguidamente, se empezaron a salir del grupo de la despedida. A la gente que quedaba en el grupo que habiamos hecho para la cancelación de la boda les dije que la despedida si seguía en pie, y una de mis damas de honor me contestó, no perdona, si la boda se cancela, no tiene sentido que hagas despedida, y yo le contesté, sí, la boda se cancela como celebración, pero nosotros seguimos adelante con la boda, lo que pasa que no me habéis dejado tiempo a decirlo porque se ha empezado a salir del grupo la gente.

Pero visto el interés he decidido que tampoco quiero despedida, no quiero celebrar nada con esa gente. Mi tía me dijo que el grupo al principio tuvo mucho movimiento, pero luego se apagó y nadie decía nada.

Cancelar un boda, no es sólo decidir que quieres cancelarla, que ya es algo duro de por sí, sino que también tienes que hacer frente a cancelar todo lo que conlleva una boda, es decir, hablar con los dueños del sitio donde nos casabamos, hablar con el organizador de la boda, hablar con la tienda del traje del novio, hablar con la tienda del vestido de novia, hablar con el fotógrafo, en fin, no es algo my divertido que digamos, es algo duro, traumático y muy bochornoso, y encima lo hemos pasado solos, nadie se ha molestado por preguntarnos qué tal estabamos, ni por quedar con nosotros, ni mis amigas, que aun espero que me digan de quedar, algunas ya tienen bastante disfrutando de su novio todos los días, otras simplemente les aborda el pasotismo; tampoco la familia de mi chico se ha molestado en quedar con notros o en preguntar, ni se dan por aludidos de que ellos sean uno de los motivos de la anulación. El fin de semana pasado quedamos a cenar con los hermanos, y el tema de la anulación de la boda no salió en ningún momento, como era de esperar…La única que ha querido quedar ha sido mi tía.

Yo estoy contenta de haber anulado la boda, perdemos dinero, poco comparado con el dinero que ibamos a perder tontamente celebrando nuestra boda con toda esa gente.

Estoy contenta por seguir ahorrando para invertirlo en nuestra trufita porque lógicamente (aunque perfectamente podrían), los hermanos de mi chico no nos van a dejar nada de las cosas de sus bebés, van a preferir venderlas en la super famosa página de ventas de segunda mano, que dejárnoslo a nosotros, y mira si tendríamos cosas para elegir, tres carritos, tres cunas, un montón de ropa, etc. pero bueno, yo no cuento con nada de ellos.

Finalmente, el motivo por el cual estoy más contenta, es porque la boda nos ha permitido a mi chico y a mí estar más unidos y que él se de cuenta, ¡por fin! de la clase de personas que son sus hermanos y sus cuñadas, y aunque me jode que ellos tengas ese comportamiento con él, me alegra que mi chico haya despertado de esa ceguera que tenía.

Los papeles están entregados para realizar el matrimonio civil, y estamos a la espera de que nos digan una fecha, seguramente será en julio.