¡La suerte me sonríe!

vinilos-decorativos-textos-y-frases-be-happy

Llevo una semana que apenas me he podido sentar a leer vuestros comentarios y a leer vuestros blogs, pero esta vez ha sido por una buena noticia, así que me vais a perdonar si estos días estoy un poquito ausente, en los ratitos que pueda iré leyéndoos, porque no quiero perder el hilo de vuestros blogs, y menos mal que las entradas se pueden planificar, porque sino…

ADVERTENCIA: esta entrada va a ser bastante larga, ya que tengo muchas cosas acumuladas que contaros.

Para aquellos seguidores nuevos que no lo sepan, durante el curso escolar he estado trabajando en dos casas, en una dándole clases particulares a una nena de 7 años, ayudándola con las matemáticas, y en otra cuidando a un niño de 10 años por las tardes, ayudándolo también a estudiar.

La nena empezó el curso sacando un 3 en matemáticas y finalmente ha mejorado considerablemente la asignatura, terminando el curso con un 9.

El niño pasó de suspender tres el trimestre pasado, a este último no suspender ninguna, y ha pasado de decir que odia naturales y sociales, a decir que le gustan.

Personalmente estoy muy orgullosa del trabajo que he hecho con ellos, porque veo que realmente los niños han mejorado muchísimo gracias a mi ayuda.

Una vez terminado el curso, mi trabajo también finalizó hasta el próximo curso, así que me encontraba sin trabajo, ¡otra vez!

A finales de mayo (no quería que me pillase el toro y no encontrar ningún trabajo) me puse a echar currículums en los centros comerciales, a través de las páginas web, y por medio de una página web de búsqueda de empleo de niñera, cuidado se personas mayores, clases particulares, cuidado de animales y empleada de hogar (a mí realmente me da igual en que trabajar, mientras me de dinero para sobrevivir). En esta página no sólo me he inscrito en ofertas a finales de mayo, sino que me he inscrito a todo aquel anuncio que me ha interesado.

A principios de junio, una mujer me contestó a la inscripción que había hecho yo a su anuncio. Su anuncio era que ofrecía empleo a una chica para limpiar su casa por las mañanas cinco días a la semana (de lunes a viernes), cinco horas al día, y por las tardes cuidar de los niños (dos niños de 10 y 12 años), dos horas tres días a la semana, dos semanas al mes. Las horas extras que hiciera por pernoctar (ya que a veces hacía viajes de negocios durante varios días) me las recompensaría con días libres. Por ello ofrecía un sueldo de 400€ y contrato indefinido, con pagas extras y vacaciones incluidas.

Unos días antes me habían llamado de una cafetería/heladería para hacer una entrevista.

La entrevista en la cafetería/heladería estuvo muy bien, porque fue de las pocas a las que he asistido que el entrevistador es medianamente majo y me puedo explayar tal y como soy yo. La entrevista fue en grupo, nos citaron a cinco personas (chicos y chicas) a la misma hora, nos sentaron en una mesa, nos explicó las condiciones del trabajo:

-Un contrato inicial de 16 horas, que podía ser para cualquiera de las cafeterías que había en mi ciudad, pero sobretodo era para las dos ubicadas en el centro. Se podían hacer horas extras (seguramente al ser verano y ser en el centro íbamos a hacer más horas de las que nos tocaban y sin previo aviso, es decir, que una vez allí nos podían decir que nos quedáramos más horas). En el centro la cafetería/heladería cerraba a las 2 de la madrugada, las horas extras no se pagaban, sino que te las devolvían en días libres, pero al haber tanta faena, podía ocurrir que se acumularan muchas horas sin tener días libres, y que por razones de mucha faena no pudieran darnos días libres, así que había que hablar con recursos humanos para pedir que nos subieran el contrato a 30 horas. Todo esto por un sueldo de 600€ brutos y contrato de tres meses, con posibilidad de renovación.

Posteriormente, fue uno por uno, preguntándonos que podíamos aportar a la empresa, qué sabíamos hacer, dónde habíamos trabajado, y luego nos preguntaba algunas cosas tipo sabes hacer comida de caliente, sabes servir mesas con bandeja, etc. Yo fui la última a la que preguntó, así que me benefició en cuanto a que vi todas las preguntas y contestaciones de todos los candidatos.

Al día siguiente, si te seleccionaban, te llamaban para hacer un pequeño curso de formación. Yo salí muy contenta de la entrevista, pero no quería ilusionarme, porque otras veces había salido contenta, y no me habían seleccionado, pero esta vez ¡sí me llamaron!

Un día antes de ir al pequeño curso, tuve la entrevista con la mujer. Todo lo que me dijo también me gustó, la mujer era muy agradable y vivía al lado de mi casa. Entonces le dije que me habían hecho una entrevista de una cafetería y que quería pensármelo, que ya le diría algo al día siguiente. Me dijo que ella tenía a dos chicas más por entrevistar y que también me diría algo. Ese mismo día estuve dándole vueltas a los pros y los contras de ambos trabajos:

 CONTRAS

CAFETERÍA                                            CASA DE PARTICULAR

 -Salir a altas horas de la madrugada.                    -Menos sueldo.

-Trabajar en el centro.

-Un trabajo bastante explotador.

-Muchas horas extra sin recompensa.

PROS

CAFETERÍA                                            CASA DE PARTICULAR

-Sueldo más alto que en la casa.                               -Trabajo al lado de casa

En un principio, a pesar de que tenía más contras la cafetería, iba a coger ese trabajo, ya que era más dinero, y un trabajo considerado “de verdad” cara a la sociedad, ya que dar clases particulares, cuidar niños y ser empleada de hogar no es considerado un trabajo “serio o de verdad” (para mí sí, ya que me da dinero, pero para la gran mayoría de personas no). Pero todo el mundo me aconsejó que cogiera el trabajo de empleada de hogar, ya que lo tenía al lado de casa. En el otro, aunque era más dinero, ese dinero me lo iba a gastar en gasolina o en metro. Finalmente, le dije a la mujer que si estaba interesada en que empezase, a mí me interesaba más lo que me ofrecía ella que el otro empleo, me dijo que sí, así que empecé a la semana siguiente.

Al encontrar este trabajo, como me ocupaba todo el tiempo, ya que la primera semana ya pernocté y todo, dejé de buscar más trabajos.

Pocos días después me llamaron de una juguetería (que personalmente me encanta, ya que son juegos educativos, muy difícil de encontrar en cualquier otra juguetería) para hacerme una entrevista, pero le dije que no me interesaba a la chica porque había encontrado otro trabajo. Mi chico me dijo que debería haber hecho la entrevista, y en realidad tenía razón, así que me sentí un poco mal por haber rechazado un trabajo.

Unos días más tarde me llamaron para hacer una entrevista de Carrefour, y por supuesto aquí dije que sí, siempre había soñado que me llamaran de Carrefour y nunca lo habían hecho. La entrevista de Carrefour fue ¡horrible! Nos citaron a cuatro chicas a la misma hora, pero la entrevista no era en grupo, así que estuvimos esperando durante horas, yo fui la penúltima en entrar y la espera se me hizo eterna. Cuando entré con el hombre (super serio y rancio) empezó a preguntarme empleo por empleo (uno por uno y he trabajado en muchos sitios) que aparecía en mi currículum por qué había dejado de trabajar ahí. Salí sabiendo claramente que no me iban a llamar, porque la entrevista fue cortísima (para todas las horas que tuve que esperar) y ni si quiera me explicó las condiciones del trabajo.

Esa misma semana me volvieron a llamar los de la cafetería/heladería para preguntarme si seguía interesada en el puesto de empleo, pero como no podía compaginarlo con lo de empleada de hogar, les dije que ya había encontrado trabajo.

Unos días más tarde mi tía me llamó ofreciéndome un empleo para cuidar a una señora, ya que una amiga suya se lo iba a dejar y necesitaban encontrar a otra persona. Era para trabajar 4 días a la semana, tres horas, para ir a comprar, a la farmacia, hacerle la comida y las cenas a la señora, estar pendiente de que no le pasara nada, etc. Cobrando a 7€ la hora. Le dije que sí me interesaba, llamé a una de las hijas de la señora, pero me dijo que se iban a esperar a ver si su madre podía apañarse por sí sola, así que de momento no buscaban a nadie.

Al decirle a mi tía que me habían dicho que no, me dijo que su amiga también se iba a dejar una casa en la cual limpiaba, por si me interesaba, le dije que sí. Era limpiar un día a la semana, tres horas, por 10€ la hora, ¡estaba genial! Me dijo mi tía que le daría al chico mi teléfono y que él ya me llamaría, pero a mí nadie me llamó.

Terminó el mes de junio y cobraba mi primera nomina por trabajar en la casa de la mujer. ¡Cuando vi lo que cobré me quedé muerta! Después de todas las horas que había hecho, después de toda la faena que hacía, después de ver la pasta que tenía la tía y me paga una miseria, porque resulta que lo que me había dicho era en bruto no en neto, así que se me quedaba una caquita de vaca. ¡Ese trabajo era un gran timazo, a 4€ la hora es una miseria para todo el trabajo que hago!, porque no os he dicho que vive en un chalé enorme, ya que es controladora aérea (gana una pasta gansa).

Después de ver la nomina, me cabreé, lloré, pataleé, y me puse muy triste, ya que había rechazado dos trabajos, (sobre todo, me enfurecía mucho haber rechazado hacer la entrevista en la juguetería, ya que me hubiera encantado trabajar ahí) por coger ese y había resultado que era un timo de trabajo.

De repente, después de pasar un fin de semana de bajón lamentándome y arrepintiéndome de mis decisiones, llamé a la cafetería/heladería para preguntar si el puesto que había rechazado dos día antes seguía vacante, pero lamentablemente ya lo había cubierto. La chica muy amable me dijo que le volviera a mandar el currículum para tenerme en cuenta en alguna próxima vacante.

Esa misma tarde, para mi sorpresa, me volvieron a llamar de la juguetería para hacer otra entrevista, y por supuesto, esta vez dije que sí me interesaba. Es como que el mundo había oído mi arrepentimiento de haber rechazado el hacer una entrevista en esta tienda, y me daba una segunda oportunidad que no podía rechazar.

Al día siguiente me dispuse a irme a la entrevista, ¡pero llegué tarde! Nunca llego tarde a las entrevistas ni a los trabajos, pero se me complicó la cosa y no sé como, llegué unos cinco minutos tarde. La chica no se había dado cuenta, pero a mí a veces me puede la sinceridad y me disculpé por llegar tarde, me inventé que se me había estropeado el coche y había tenido que ponerle las pinzas y que por eso había llegado un pelín más tarde. La chica, aparentemente, fue comprensiva, viendo que yo estaba bastante molesta por llegar tarde y con interés por trabajar en la tienda. Me explicó las condiciones, en un principio era un contrato de 10 horas, para cubrir fines de semana, vacaciones, y bajas, cobrando a 6€ la hora, con un periodo de formación de dos semanas, 4 horas por la mañana todos los días y el domingo el día entero, empezando a estar sola el segundo domingo.

Luego me preguntó si había trabajado con niños y de dependienta, y me hizo tres pruebas. Me hizo elegir varios juguetes poniéndome un ejemplo de una clienta que venía buscando un juguete para trabajar la motricidad fina para un niño de seis años. Me puso dos ejemplos y luego me hizo envolver con papel de regalo dos artículos (eso lo hice fatal). Me dijo que le había gustado mucho porque le parecía una chica muy agradable, con ganas de trabajar en esa tienda y con disponibilidad para trabajar los fines de semana. Ese mismo día o al día siguiente me llamaría para decirme si me había seleccionado. Finalmente, esa misma tarde me llamó para decirme que no me había seleccionado. Seguramente fue por llegar tarde a la entrevista. ¡Me puse muy triste! Había desaprovechado la segunda oportunidad que me había dado el mundo.

Ese mismo día me llamó la hija de la señora, que habían visto que no se valía por sí misma, así que querían conocerme, con lo cual concertamos una cita.

Al día siguiente, me llama la chica de la juguetería para preguntarme si me seguía interesando el empleo, ya que le había fallado la primera chica, le dije que por supuesto que me interesaba (evidentemente me molestaba ser una segunda opción, pero más valía eso que no ser ninguna). Me dijo que le mandase todos lo papeles para poder empezar al día siguiente.

Así que pasé de no tener ningún empleo, a tener uno que resultó ser un timo, a tener tres.

Durante los meses de verano apenas voy a la casa de la mujer, voy dos días a la semana cinco horas y por las tardes no voy, ya que están de vacaciones, y no están. En la juguetería empecé el jueves, así que hoy es mi cuarto día y estoy muy contenta, porque el primer día ya estaba cobrando, el segundo ya cobraba sola y el tercero ya hice venta sugerida por mí misma a dos clientes, consiguiendo que se llevaran cuatro artículos cada una, y cobrando yo sola. Con la señora empiezo a partir del día 19, ya que será cuando finalice mi formación en la juguetería y empiece mi horario normal de fines de semana.

Pero claro, como realmente nunca me sonríe la suerte, pienso que tarde o temprano me va a explotar en la cara, porque de momento puedo compaginarlo todo, pero en septiembre cuando empiecen los niños el colegio otra vez, no sé cómo voy a hacer para compaginarlo todo. Si me vuelve a llamar el padre del nene, y la madre de la nena, perfectamente puedo compaginarlo con lo de cuidar a la señora y la juguetería, pero no puedo compaginarlo con lo de ser empleada de hogar de la mujer, ya que me tiene ocupada todos los días, y tengo que estar a su disposición fines de semana y otros días de las semanas que no me toca trabajar en esa casa, debido a que puede que tenga que irse de viaje.

Realmente me tiene un poco preocupada esto, pero no me quiero preocupar ahora, ya que aun quedan dos meses para que empiecen los niños, así que quiero disfrutar de mi felicidad, aunque sea poco tiempo. Ahora estoy ¡SUPER MEGA HIPER FELIZ! Sólo me falta quedarme embarazada para añadir ¡EXTREMADAMENTE FELIZ!

-cute-happy-smile-Favim.com-522611

Anuncios

¿Baby boom?

Sin título

¿Hay un baby boom últimamente en España o me lo parece a mí? No sé si es porque ahora lo único que hago es fijarme en mujeres embarazadas o parejas con carritos de bebés o es que hay un baby boom.

Desde el año pasado cuando mis tres cuñadas anunciaron sus embarazos a la vez, no he parado de estar rodeada de gente que se queda embarazada.

El año pasado cuando mis tres cuñadas anunciaron sus embarazos para mí fue como un cubo de agua helada. Pasé por varios episodios: mucha rabia, cabreo, tristeza, negación, y hundimiento. Para mí fue durísimo. Primero me enteré del embarazo de la Maravillosa Psicóloga por medio de una foto de whatsapp de un bebé, en la cual anunciaban que íbamos a ser tíos (si el trato y la relación con ellos hubiera sido otra, realmente me hubiera alegrado mucho, pero no es el caso), en un principio me quedé helada, para luego pasar a decir menuda forma de anunciarlo, ¡por whatsapp!, para luego cabrearme porque ellos siempre habían dicho que no querían bebés, que querían disfrutar del matrimonio ellos dos solos… en fin, no pasa nada, acabé aceptándolo.

Inmediatamente, la Beata me dijo que se había quitado el diu porque tenía que quedarse embarazada para joder a la Maravillosa Psicóloga y que no fuera ella sola la protagonista (literalmente me lo dijo así), cuando ella ya tiene dos hijos y me dijo que no quería más, que no le gustan los niños y que siempre ha tenido hijos porque sus parejas han querido. Dos meses después me manda un whatsapp diciéndome que se acababa de hacer un test y ¡era positivo! Esa noticia me pegó una patada en todo el culo, y en un principio me quedé colapsada, no sabía cómo actuar, luego llegó la llamada del hermano a mi chico, que no terminaba de creérselo, más que nada porque su hermano es el pequeño, ¡tiene 24 años! El año pasado 23, ¡con 23 años iba a ser padre! Mi chico también se quedó sin palabras ni reacción y no llegó a alegrarse mucho, más que nada porque sabía realmente porque la Beata se había quedado embarazada.

En ese momento pensé (ilusa de mí), pobre Mosquita Muerta, debe sentirse como yo ahora mismo, ellas se han quedado embarazadas y nosotras aun no, y eso que su marido es el mayor de los hermanos. Esa misma semana, hicieron una quedada todos los hermanos, a la que yo no me sentía preparada para ir y afrontar dos embarazos de golpe mientras yo no conseguía quedarme embarazada, después de llevar dos años buscándolo, así que no fuimos. Pero los hermanos insistieron que querían quedar con mi chico para hablar, así que después de esa quedada que hicieron todos juntos, quedaron solo los hermanos, yo no estaba invitada, era sólo de hermanos. Al volver a casa me contó de que habían estado hablando… y en eso que me llega un whatsapp de la Beata diciéndome que a ver si nos animábamos nosotros, que sólo quedaba yo por preñarme, así todos los primos tendrían la misma edad. ¿Perdona? ¿Qué la Mosquita Muerta también está embarazada? Le dije, y la Beata se dio cuenta que había metido la pata diciéndomelo, porque yo no sabía nada, mi chico había omitido esa noticia para no herirme, pero bueno tarde o temprano me iba a tener que enterar ¿no? Sí, efectivamente, ¡¡estaba embarazada!! 3 embarazos, 3,3,3. No dejaba de repetirme eso una y otra vez en mi cabeza, 3, 3, ¿por qué las tres a la vez? No podía haberse quedado una sola, o dos? Eso aun lo podría haber sobrellevado mejor, ya que otra de ellas estaría en la misma situación que yo, pero las 3, ¿por qué el mundo era tan cruel? Me terminé hundiendo, no quería saber nada, discutía muchísimo por ese tema con mi chico, no quería oír sus nombres, ni quería saber nada de ellos. Estuve unos 10 meses sin saber nada de ellos, sin ir a las quedadas, de hecho cuando anunciamos que nos casábamos, yo no fui a decírselo a dos de ellos porque no me veía capaz de verlas embarazadas, de oír como hablaban de síntomas, no podía, no me veía con fuerzas.

Cuando nació la bebé de la Maravillosa Psicóloga me negué en rotundo a ir a verla, no podía ir a verla, me ponía a llorar cada vez que salía el tema. Pero poco después era el día de la comida de Navidad, donde se reúne toda la familia, así que tenía dos opciones o no iba y me quedaba sola en casa, o iba con mi chico y hacía de tripas corazón. Me estuve mentalizando muchos días, tenía que cambiar mi chip, eso estaba afectando a mi salud emocional y física, y tarde o temprano tenía que afrontar que iba a tener tres sobrinos a la vez, porque eso no iba a desaparecer por más que yo lo ignorara. Esa comida fue la peor experiencia de mi vida, ver cómo todos adoraban a la bebé recién nacida y se preocupaban por la Mosquita Muerta que estaba a punto de explotar (la Beata no fue, por suerte sólo tuve que ver a una embarazada). Luego vino mini Beato y mini Mosquita Muerta con una semana de diferencia entre ellos, y todo fue rodado, fui a verlos tan normal y actué como para llevarme todos los Oscars del mundo mundial, ¡¡eso se me daba mejor de lo que yo esperaba!! Por dentro por supuesto que sufría, muchísimo, me hubiera gustado ser yo una de ellas, o que las cuatro hubiéramos estado embarazadas, vivir la experiencia y los momentos que ellas estaban viviendo, pero no podía seguir compadeciéndome y haciéndome la víctima porque las cosas no iban a cambiar, ¡debía asumir que yo no era una de ellas!

gtres_a00313195_002

En el trabajo de mi chico también se pusieron de acuerdo para ir quedándose embarazados. Una compañera de mi chico, bastante amiga nuestra había tenido un embarazo en el que se le murió la bebé en el parto por una negligencia médica. Ella lo había pasado muy mal, pero había seguido intentándolo, sin éxito. Llevaba un año y pico, y no había manera. Mi chico y ella hablaban de la odisea que nosotros habíamos tenido con los ginecólogos y nos recomendó ir por lo privado, que nos hiciéramos un seguro, etc. Estuvimos mirándolo, pero se nos pasaba de presupuesto (en aquel entonces yo seguía sin trabajo).

Durante meses, el gerente de mi chico (muy amigo de mi chico) y mi chico hablaban de la búsqueda de un bebé, ya que ambos se encontraban en la misma situación (con la diferencia que ellos llevaban un año buscando y nosotros dos), nosotros ya habíamos empezado en fertilidad y el gerente le preguntaba, ya que él y su mujer se planteaban ir a hacerse pruebas porque estaban tardando mucho en quedarse embarazados.

Un amigo del trabajo y su mujer también llevaban tiempo buscando un embarazo y al igual que el gerente, también se planteaban ir a fertilidad.

De repente,prácticamente al unisono, hubo una bandada de embarazos en el trabajo de mi chico. La primera de la que os he hablado anunció que estaba embarazada, días después el gerente de mi chico anunció que iba a ser papá, luego lo anunció un compañero de él, que sin querer había dejado a “un rollete” embarazada (no eran ni novios, pero ella quería tenerlo), luego su amigo del trabajo también anunció que iba a ser papá, luego lo anunció la secretaria del despacho, y así…¡todos a la vez! Eso era un no parara, el primero de los embarazos bien, el segundo ya mi chico se preguntaba ¿y por qué nosotros no?, el tercero ya decía esto es injusto, y ya los últimos decía muy cabreado ¡todos se quedan embarazados menos nosotros! Los embarazos han sido como palomitas de maíz explotando una detrás de otra. El teléfono móvil de mi chico parece una guardería, sólo tiene fotos de bebés, bebés de sus hermanos, bebés de sus compañeros de trabajo, bebé por aquí, bebé por allá. Todo el mundo anuncia a los cuatro vientos que han sido papás, mira que bebé más precioso tengo, ya ha nacido fulano, etc.

Realmente los embarazos de sus compañeros de trabajo no los he llevado mal, porque algunos ni los conozco, otro sí los conozco pero son más lejanos, no me importan tanto como mis cuñadas, que es una relación más directa.

Mis sentimientos a día de hoy son bastante contradictorios. Por un lado me entra bastante impotencia y algo de cabreo al oír ¡estoy embarazada! Pienso que es muy injusto que otros se queden embarazados mientras yo aquí sigo sin poder lograrlo, mes tras mes me viene la regla y mes tras mes es otra decepción. Ver las fotos de mis sobrinos (¡¡son muy cansinos con las fotitos de los huevos!! Parece recochineo, chincharos, nosotros tenemos hijos y vosotros no, son bastante insensibles) a veces me entristece mucho. Mi mente es un mundo a parte de imaginación, sueños, vivencias con un bebé que no existe, pero es lo único que me mantiene más o menos con ganas de seguir luchando para conseguir hacer real esos momentos que me he imaginado cientos de veces, conseguir ese sueño, que hoy por hoy veo tan lejano.

Por otro lado, siento ganas de ir a ver a esos bebés, porque me encantan los niños, sobre todo aquellos que me dejan coger (porque a mini Mosquita Muerta aun no he tenido el gusto de cogerla, no me han dejado sus sabuesos padres). Además ahora están en la edad que están para comérselos, risueños, vivaces y es una maravilla. Pero lamentablemente, no tenemos una relación de verlos muy a menudo, así que los veo de meses en meses y a veces ni eso, y un ratito chiquitín. Y pensaréis que me contradigo, antes no quería saber nada de los hermanos de mi chico y ahora digo que lamentablemente no tenemos una relación de vernos muy a menudo. ¡Pues sí, me contradigo mucho! Desde que han nacido los bebés, lo único que quiero es quedar con ellos (no quiero admitirselo a mi chico y si pregunta yo lo niego completamente), pero no por sus hermanos y mis cuñadas (que sigue cayéndome igual de mal que siempre), sino por ver a mis sobris, ya que no puedo tener un bebé propio, ¿por qué no disfrutar de los bebés que hay en la familia? Los bebés no tienen la culpa de cómo son sus padres…

photo_35016

Cuarta cita de fertilidad

El pasado día 1 de julio tuvimos la cuarta cita con fertilidad. Desde que empezamos en fertilidad, tengo la sensación que las citas, a parte de que te las dan de dos o tres meses, en dos o tres meses, han sido una perdida de tiempo completamente, sin avanzar en absoluto.

159972Cuando llegamos la médica revisó el semiograma que se hizo mi chico a finales de mayo. El semiograma salió peor que el anterior (no entiendo a qué se debe), en el cual está en cantidad de espermatozoides dentro de lo normal, pero la movilidad la tiene bastante baja. Según la médica estaba en el límite entre hacer Inseminación Artificial o Fecundación in Vitro. Como no estaba muy segura le mandó tomar unos sobres como complemento alimenticio llamados Andromás durante tres meses y en ese tiempo repetir la prueba de semiograma. En tres meses debíamos volver a la consulta a revisar los resultados del semiograma de mi chico y mi perdida de peso, para poder decidir si íbamos a IA o FIV.

Bebe-esta-cargando-la-barra-de-progreso-de-carga

Haciendo un breve resumen, desde que empezamos en fertilidad el día 15 de enero, han pasado 5 meses y 17 días exactamente y podemos decir que hemos avanzado un 15% como mucho.

Primera cita revisar semiograma de mi chico y me mandan análisis del ciclo, segunda cita repetición de análisis del ciclo por salir alta la prolactina y repetición de semiograma por salir baja movilidad en la primera prueba, tercera cita revisión de mis análisis, todo bien, cuarta cita revisión del segundo semiograma y repetición por tercera vez del mismo. ¿Hemos avanzado algo o hemos ido haciendo un bucle?

Realmente, desde el 2013 que llevamos buscando a Trufita, no hemos avanzado prácticamente nada, a continuación os muestro un breve resumen de esos avances.

He hecho un pequeño diagrama de flechas con dibujos que he titulado “Resumen de tu búsqueda, mi querid@ trufit@”. 

resumen

En marzo del 2013 me dejo de tomar las píldoras anticonceptivas.

Hasta abril del 2015 mantenemos relaciones sexuales sin ningún tipo de método anticonceptivo y sin ningún control sobre ovulación y demás, lo que se llama “darnos amorcito cuando nos apetece”. Pero por lo visto mis óvulos y los espermatozoides de mi chico no congenian bien y en dos años no hay embarazo a la vista.

En abril del 2015 nos planteamos ir al ginecólogo para buscar una solución a no quedarnos embarazados en dos años, pero lo único que encontramos son inconvenientes sobre mi peso, así que nos rechazan en todos los ginecólogos a los que vamos. En octubre del 2015, por fin damos con una ginecóloga que nos hace caso y nos manda a fertilidad.

En enero de 2016 tenemos nuestra primera cita de fertilidad. Desde entonces hasta ahora hemos avanzado lo que os he contado anteriormente. El próximo 7 de octubre (un día antes de nuestra “no boda” ¿será una señal?), tenemos la siguiente cita. Para esa cita yo debo de haber perdido los kilos que me faltan para tener un peso con IMC <35, mi chico debe de haberse hecho el semiograma y entonces decidirán si vamos a IA o a FIV.

Mis dudas son ¿perderé esos kilos que me faltan en tres meses? Llevo estancada en un peso desde marzo, pierdo dos kilos, engordo dos kilos, así estoy todos estos meses, por más que me esfuerzo, no hay manera de salir de ese peso, y me entra mucha frustración y cabreo.

Si lo consigo, entre pitos y flautas, y como haya lista de espera, me da que hasta 2017 no me harán un tratamiento, entonces ¿conseguiré quedarme embarazada antes de que acabe 2016? ¿o igual hasta 2017 nada, o ya en 2018? En fin que a tontas a tontas, empecé buscando un bebé con 25 años y me da que realmente me quedaré embarazada ya en la treintena…si es que me quedo algún día, porque ahora lo veo lejos rozando el no verlo. Iré modificando el diagrama en función de los avances que vayamos haciendo.

 

 

 

¡¡SORTEO!! 1º Cumpleblog

cumple blog

¡¡El pasado 12 de junio era el primer cumpleaños de mi blog!! Me hubiera gustado escribir una entrada y publicarla ese día, pero me fue imposible, ya que no he tenido las cosas que quería sortear hechas hasta esta semana.

Quién me iba a decir a mí que escribiría un blog el año pasado sobre maternidad (entre otras cosas) y que iba a conocer a tanta y tanta gente tan maja, simpática y acogedora (en cifras generales), por ello mismo debo de daros las gracias por leerme, seguirme y comentarme, cada comentario vuestro es una sonrisa mía. También tengo que agradeceros que a pesar de estar un poco desaparecida del mundo 2.0, hayáis seguido leyéndome y comentándome, muchas gracias de corazón!!! Este año sin vosotr@s no hubiera sido lo mismo.

Como motivo del primer año de existencia de este blog, pensé que le hacía falta un cambio de look, un poco más enfocado al tema principal que se trata. Por eso, desde hace unos días mi blog luce un nuevo  aspecto y formato, que a mí personalmente me encanta.

Basta ya de sentimentalismo y vamos al lio de la cuestión porque ¡¡ESTAMOS DE SORTEO!!

Para celebrar mi primer cumpleaños como bloguera he querido hacer un sorteo de algunas de las cosas que hago yo a mano y que publico en mi página de facebook Creative dolls, donde podréis adquirir estas y muchas cosas más.

Para aquellas personas que no conozcáis mi página de facebook Creative dolls. Es una página que he creado para vender manualidades de goma eva y fieltro (próximamente también crochet) por encargo, totalmente personalizadas. 

Primero que nada os voy a explicar los requisitos para participar en el sorteo.

Requisitos básicos:

Ser mayor de 18 años y residir en España (sólo Península).

– Ser seguidor de mi página de facebook Creative dolls o ser seguidor de mi página de Instagram (también puedes ser seguidor en ambas).

– Compartir el sorteo en Facebook ó Instagram (también puedes compartirlo en ambas).

Si cumples los requisitos básicos ya puedes participar en el sorteo. ¿Cómo? A continuación te lo explico.

Formas de participar:

Para participar debes elegir una de las siguientes opciones (sólo una):

FORMA 1:

A través de mi blog El poder de querer ser madre, rellenando el cuestionario que se adjunta al final de esta entrada.

FORMA 2:

A través del Facebook, dejando un comentario con el premio o premios que te gustaría ganar en la publicación del sorteo que se hará en mi facebook Creative dolls.

FORMA 3:

A través de Instagram, dejando un comentario con el premio o premios que te gustaría ganar en la publicación del sorteo que se hará en mi Instagram.

Otros datos:

– Cada persona puede optar a todos los premios o a los que quiera.

-Habrá un ganador por cada premio.

-El sorteo comienza el día 29/06/2016 a las 15:00 y terminará el día 13/07/2016 a las 24:00. El día 17/07/2016 se publicarán los ganadores en esta misma entrada y en el Facebook e Instagram de Creative dolls.

-Los ganadores tendrán una semana para ponerse en contacto conmigo a través de mi email elpoderdequerersermadre@gmail.com.

– El sorteo se realizará a través de la página Sortea 2.

Premios:

premio 1 facebook

El premio 1 es un colgador para el coche de fieltro. Aquellas personas interesadas en este premio deben elegir uno de los colgadores para el coche que se muestran en las fotografías: un colgador de perro a bordo o un colgador de bebé a bordo nene o nena. A través de mi página de facebook se pueden solicitar colgadores para el coche personalizados a muy buen precio: se puede poner el nombre del bebé, un colgador adaptado a gemelos, mellizos o varios hermanos, se puede personalizar con la raza del perro y con el color de las letras que prefieras.

premio 2 facebook

El segundo premio se trata de cinco llaveros y cuatro imanes de fieltro. Aquellas personas interesadas en este premio deben elegir uno de los llaveros o imanes de fieltro que se muestran en las fotografías. A través de mi página de facebook se pueden solicitar imanes y llaveros personalizados a muy buen precio.

premio 3

En el tercer premio encontramos un fofulápiz de superhéroe o princesa Disney personalizado. Aquellas personas que estén interesadas en este premio deberán elegir un superhéroe o una princesa Disney, comunicando la elección en el formulario de abajo o en el comentario a través de las dos redes sociales que he mencionado antes, ya que esté premio es personalizado. A través de mi página de facebook se pueden solicitar tanto fofulápices como fofubolis totalmente personalizados: superhéroes, princesas Disney, animales, fofuchas personalizadas, etc. 

premio 4

En el cuarto premio encontramos un colgador para puertas personalizado. Aquellas personas que estén interesadas en este premio deberán elegir un colgador de bebé chico o chica, o de niño o niña, comunicando la elección de cómo lo quieren en el formulario de abajo o en el comentario a través de las dos redes sociales que he mencionado antes, ya que esté premio es personalizado.

– El colgador de bebé puede ser para nena o nene como el que se ve en la fotografía, cambiando el color, añadiendo el nombre del bebé, poniendo una frase o puede ser otro modelo.

– El colgador de niñ@s puede ser para niño o niña de principe o princesa, de vaquera o vaquero, de pirata, o de lo que quieras. Se puede elegir también el color y la decoración del fondo.

A través de mi página de facebook se pueden solicitar cualquier tipo de colgador para puertas a muy buen precio.

Si queréis ver más ampliamente las fotos, en el facebook y en Instagra podéis verlas. A continuación te dejo el formulario que tienes que rellenar si has elegido la forma 1 para participar en el sorteo.

http://goo.gl/forms/bfRd94FF6qP3N1EG2

Pues hasta aquí el sorteo. Espero que os animéis a participar y que tengáis mucha suerte.

20 cosas sobre mí

Primero que nada os presento la nueva cara del blog, ya os contaré a la semana que viene por qué he cambiado el blog. ¿Qué os parece? ¿Os gusta?

Ahora vamos con el tema que acontece la entrada. El año pasado os conté 50 cosas sobre mí, y este año Yo tampoco sabía…  y DIARIO DE UNA BÚSQUEDA me han propuesto que cuente 20 cosas más sobre mí, así que allá va.

Untitled

parte 1parte 2parte 3parte 4parte 5parte 6

Se supone que tengo que elegir a unos cuantos blogs para que cuenten 20 cosas sobre ellos mismo, pero realmente decido que por elección propia, quien quiera hacerlo que se anime, ¡es divertido!

Os animo también a que me comentéis que cosas tenéis en común conmigo, tanto de las 50 cosas que os conté el año pasado como de estas 20 que os he contado ahora.

Pasotismo

Desde que la boda se canceló, algo en mi interior ha cambiado, mi actitud hacia las personas y sus actos ha cambiado, literalmente ¡¡AHORA ME RESBALA TODO MUCHO!!

Con la boda habré perdido dinero, no habremos celebrado esa boda planeada, pero la boda me ha servido para abrir los ojos y percatarme de qué personas se han quedado a mi lado y cuáles no.

Antes si quería quedar con alguien iba yo detrás, porque “mis amigas”, lo que se dice decirme de quedar no lo hacían, así que la que siempre decía de vernos era yo.

Antes si pasaban de mí o no se preocupaban por mí cuando me pasaba algo me enfadaba, me sentía impotente y me preguntaba, ¿por qué yo sí que me preocupo por ellas, les pregunto qué tal están o me intereso por quedar con ellas, pero ellas no?

Antes cuando los hermanos de mi chico, o su familia pasaban de nosotros o nos hacían un feo detrás de otro, me ponía de muy mala leche, me cabreaba, y muchas veces me ponía a chillar intentando que mi chico le hirviera un poco la sangra, pero nada, él como un hielo, sin inmutarse, aunque por dentro estuviera incluso más cabreado que yo.

Antes cuando mi familia me humillaba, me pisoteaba, pasaba de mí, etc., me entraba la ansiedad, me daba por comer, por llorar, por cabrearme (mi reacción era dependiendo del día).

Ahora mi filosofía de vida ha cambiado, ya que ¿sabéis qué pasaba cuando me cabreaba o me daban berrinches de mucha rabia? Pues que esa ira hacía esas personas me estaba consumiendo por dentro, y me sentía siempre alterada y enfadada con el mundo, lo que me afectaba seriamente a mi salud, y creo que no es necesario eso.

Ahora, si “mis amigas” no se preocupan por mí, no me hablan o no me dicen de quedar, ¡don’t worry, be happy!

Si mis amigas sólo me hablan por conveniencia, como me pasó hace poco con una, que cuando anuncié la cancelación de la boda ni se molestó por preguntar el motivo o por quedar para que se lo contara, ahora, meses después de estar sin hablarme, me habla porque ha roto con el novio. Bueno pues no pasa nada, yo le hablo tan normal, le pregunto, pero ya está, y ¡no pasa nada!13509124_10155052329744782_5818309856611702829_n

Que mis amigas prefieren dejar a sus amigas en un tercer plano y pasar a un primer plano a su novio y a un segundo plano a los amigos de su novio, porque quedan en parejas y yo no quiero, ya que mi amiga es ella, no el novio, y para mí quedar en parejas es muy incomodo porque no tengo la libertad completa de hablar de lo que me de la gana, porque al novio no le tengo el porque contar mi vida, ¡don’t worry, be happy!

Que los hermanos de mi chico pasan de él, y él, a pesar de haber abierto los ojos, sigue intentando llamarles la atención, porque quiere que le hagan caso, pero sin éxito ninguno, pues me duele en el alma, pero ahora, miro para otro lado y ¡no pasa nada!

Y por supuesto qué decir de mi familia, aquella que eliminé de mi vida, pero que de vez en cuando siguen dando por culo saco, la mejor solución, ignorar cualquier presencia tóxica y desencadenante de ansiedad, y ¡don’t worry, be happy!

Pero ¿y mi tía, que es la única familia que me queda?, también pasa de mí, o me dice lo que tengo que hacer, cuando mi forma de vida no es igual ni comparable a la de ella, por eso mismo, he aprendido que dar la razón, decir que sí, y luego hacer lo que me de la real gana, es lo más acertado para mi salud, ya que discutir o intentar dar explicaciones a personas que no tienen toda la información del asunto, es una perdida de tiempo y para mí un gasto de energía en cabreo, con lo cual, ¡no pasa nada!

Mi vida ahora básicamente se centra en mí. Igual algun@s pensáis que soy un poco egoísta, pero creo que a veces hay que ser un poco egoísta para que tu energía no se agote y dejes de brillar con la luz que debes. Eso me pasaba a mí desde que empezamos a organizar la boda, que empecé brillando muchísimo y acabé prácticamente apagada.

Ahora, por el momento, mi verano va a consistir en centrarme en:

1.Mi perdida de peso, respetando la dieta lo máximo posible (¡ay que duro se me va a hacer no comerme un heladito o un cono de nata y chocolateee, que ricoooo, mmmm!). Ahora mi dieta consiste en hacer la dieta normal que me mandó el año pasado mi nutricionista, pero dos o tres días a la semana, tengo que comer la cena que me toque, y sustituir la cena por unos productos de nestlé, que ayudan a quemar grasas y bajar de peso más rápidamente (esto no lo hago porque quiero, me lo ha mandado la nutricionista, de hecho al principio era muy reacia a tomarlo, pero ahora me he animado a ver si me funciona bien).

539c2ce87f216569e5997ea17

De toda la gama de productos he probado las barritas, que hay tres sabores, café, frambuesa y chocolate. De todas ellas, he probado la de café y la de frambuesa. Saben a comida de pájaro con aroma a café o a frambuesa, la de café no está mal, pero lo mejor es que está recubierta de chocolate.

También he probado los batidos, que también hay varios sabores (no sé cuales hay), yo he probado el de chocolate, que son unos polvos que se vierten en agua y se agita en una coctelera que te dan. Sabe a batido, pero artificial, aunque no está mal tampoco.

Tengo también un sobre de sopa de verduras (se prepara igual que el batido), pero me han dicho que está bastante mala, así que me da que se va a quedar en el armario de mi cocina.

Todos los productos me los da gratis mi nutricionista, y por lo que he visto por internet, son bastante caros.

2. Hacer todo el ejercicio posible, combinando playa (nadar y caminar), piscina (nadar) y bicicleta estática.

3.Trabajar mucho (ya os contaré que hay noticias fresquitas)

4.Disfrutar del verano a tope, en mis días libres o en los momentos que pueda, coincidiendo con mi chico, para explorar nuevos lugares, como lagos y ríos perdidos en nuestra comunidad.

5. Mantener la tranquilidad y la armonía que he mantenido hasta ahora.

Todo esto es con un sólo y único fin, ¿lo adivináis? Por supuesto, conseguir a mi TRUFITA. Tener una buena salud tanto física como emocional es primordial, así qué, mi alrededor no importa en absoluto, sólo importamos mi chico y yo. ¡Ay qué difícil estás siendo de conseguir! ¡¡Espero que en un futuro me des muchas alegrías futura trufita!!

 

 

 

¡Bye, bye amiga tóxica!

¡Adiós amiga tóxica, hola bienestar! Pues sí, por fin he hecho eso que llevaba queriendo hacer tanto tiempo, pero que no me atrevía, decirle adiós definitivamente a mi amiga tóxica. Después de tantas cosas que ha dicho y hecho sobre mi persona, llegó una que fue desencadenante para que tomara la decisión de bloquearla y eliminarla de toda mi vida.

Bueno os he hablado mucho de mi amiga tóxica, cómo actuó cuando engordé tanto o cómo actuó cuando le dije que me casaba, entre otras perlas que ha hecho o dicho a lo largo de todos los años que la conozco.

Cuando cancelamos la boda, esa gran amiga tóxica que había desaparecido de la faz de la tierra, o sólo aparecía para dar por culo saco por whatsapp, apareció de repente como super amiga, la cual quería quedar todas las semanas, me hablaba por whatsapp constantemente, y no para dar por saco, en fin, que se desintoxico de repente, pero eso olía a mierda putrefacta caquita.

Un día que quedamos a merendar, le dije que nos estábamos centrando mucho en la búsqueda del bebé, que estaba volcada de lleno en perder peso y que habíamos avanzado bastante en fertilidad (ella sabe desde el principio que estamos en fertilidad) y de repente me suelta una bomba explosiva: “nosotros ya tenemos fecha para casarnos al año que viene, será el 20 de mayo y en septiembre me quito el aro para quedarnos embarazados, antes no, porque es la boda de mi cuñado y quiero que me valga el vestido”.

Mi cara fue un poema, me quedé muerta. ¿Pero cómo podía ser tan envidiosa? Lleva un año con el chico este y ya piensa en casarse y tener hijos, y lo tiene todo planeado. Su boda iba a ser ir a firmar al ayuntamiento, ella llevaría un vestido espectacular blanco y él un traje chaqueta, luego se irían a comer con la familia de él y la familia de ella y el testigo, que sería una amiga de ella del pueblo, no iba a ser ninguna de la ciudad para que no se pelearan. Ese día no haría comida con los amigos porque quería disfrutar de ese día sólo con la familia, otro día harían cena sólo con los amigos. En septiembre se iba a quitar el aro para quedarse embarazada, y se iba a quedar enseguida porque los espermatozoides de su novio eran de gran calidad (según piensan ellos, no es porque se hayan hecho pruebas).

Lo de casarse me sorprendió porque lleva muy poco con el chico este, pero bueno ya es algo que llevaba comentando desde que yo anuncié que me casaba, pero lo del bebé (que también es algo de lo que habló en su momento cuando yo le conté que habíamos empezado en fertilidad, pero no me pensaba que fuera en serio, ya que su novio meses antes, os hablo de cuando llevaban dos o tres meses juntos, le dio a elegir entre tener un hijo o tener un perro y ella eligió al perro) es algo más serio, y ella nunca ha querido tener hijos, bueno perros tampoco, los detesta. Ella el instinto maternal lo tiene en el culo. Una persona que dice que si tiene un hijo tiene que ser niño, sino no lo quiere, es de tener cero de instinto maternal. Lo más gracioso es que esta clase de personas tienen suerte y se quedan embarazadas a la primera.

Tengo que reconocer que la noticia me dolió y me enrabio hasta tal punto que pensé en decirle adiós en ese momento, pero no lo hice. No entendía cómo podía corroerle tanto la envidia a una persona, pero ¿por qué eres tan envidiosa? Siempre me lo he preguntado, me lo pregunto y me lo preguntaré.

La semana siguiente iba a ser el cumpleaños de su novio y quería comprarle una tarta de fondan (que valen 50€), y ahí me cabreé porque semanas antes me había pedido que le hiciera una fofucha del novio y del perro, en tamaño grande y me había dicho que sólo me iba a pagar 15€ (cuando las fofuchas grandes cuestan 30€) porque llevaba muy poco tiempo haciéndolas y no tenía la misma experiencia que otra persona. Así que le dije que por 15€ no le hacía nada, y ¿ahora se iba a gastar 50€ en una tarta? En fin, que al final le dije que las tartas de fondan son insípidas de comer, porque son bastante empalagosas y me dijo que entonces le ayudara yo a hacerle una tarta a su novio, y tonta de mí le dije que vale. Le mandé los ingredientes para que los comprara e iba a perder dos tardes de mi vida para ayudarla con una tarta que ni si quiera iba a probar porque no estaba invitada al cumpleaños, y encima iba a venir a mi casa a ensuciarme y gastarme mi electricidad.

Ella me dijo que por las mañanas no podía quedar que tenía que hacer cosas en casa y que podía quedar a partir de las 17:30 porque tenía que sacar al perro a pasear, con lo cual quedamos el jueves y el viernes por la tarde, para que la tarta reposara el sábado y así el domingo estuviera más buena. Pero a mí el jueves me surgió trabajo y la avisé que no podía quedar el jueves, que quedábamos el viernes y el sábado por la tarde. Se enfadó conmigo porque decía que yo había quedado con ella y que la dejaba tirada, le dije que el trabajo era más importante, que daba tiempo a hacer la tarta el viernes y el sábado. El viernes por la mañana me preguntó que a qué hora iba a mi casa y le dije que a las 18, y me dijo que era muy tarde, que encima que el jueves la había dejado tirada, encima quedaba con ella el viernes super tarde (¡¿vosotros lo entendéis, si me dijo que a partir de las 17:30?!), y empezó a despotricar que era una mal queda, una egoísta, etc., con lo que yo le contesté que si le interesaba a las 18:00 bien y sino también, que no iba a estar a disposición suya cuando ella quisiera por ayudarla a hacer una tarta que ni si quiera iba a probar, que era una malcriada y una caprichosa, que siempre tenía que hacerse lo que ella quisiera y que yo no estaba dispuesta a hacerlo. Ella siguió hablando, nada bueno evidentemente, yo la ignoré. No valía la pena perturbar mi tranquilidad por una persona como ella. En este momento tampoco la eliminé de mi vida, pero poco me faltaba, el vaso estaba casi lleno.

Días después cuando estaba cuidando al niño en la terraza, colgué una foto en el facebook con el mensaje “disfrutando de los placeres del trabajo”, ya que lo bueno que tienen estos trabajos es que puedo disfrutar de las comodidades de las casas de lujo (merendar en la terraza mientras me da el sol, bañarme en la piscina, etc.). Básicamente la foto iba para mis amigas las marchosas, con un poco de coña, ya que conocen al padre del niño, y saben cómo es, y les conté lo que me pasó, que ya os conté en esta entrada.

Una “amiga” que ya me defraudó cuando la invité a la boda diciéndome que ir a una boda era un verdadero tostón y un agobio, al leer lo que yo había puesto, comentó lo siguiente: “Hombre…en ningún curro te dejan sentarte a tomar el sol…si te pagan la hora…lo justo es que trabajes …no crees?”

A lo que yo le contesté:  “Bueno  es fácil opinar sin saber… pero es que a mí no me paga para que limpie, me paga para que cuide de su hijo y le ayude con los deberes así que si puedo estar al sol sentada….”

Ella me contestó: “No es necesario saber…para poder opinar…una persona contrata tu tiempo…y para que en ese tiempo desempeñes las labores que él mismo no puede o quiere hacer…y es lógico que cuando no estés con el crío…. Quiera que realices otras cosas y no pagarte por tomar el sol….”

Yo a este último mensaje directamente no le contesté, ya se encargó otra amiga de contestarle muy acertádamente lo siguiente: “Pues para opinar hay que saber y tener información detallada del momento y la situación si no no sabes de que hablas, sin saber no se puede opinar. …hablar sin saber es tan sencillo. …qué sabes si el niño está en la piscina y ella está sentada al sol mientras está con él….creo que siempre que se habla hay que saber de qué se habla no sólo en el caso de dar una opinión. ..es básico de primero de sentido común”.

Lo más gracioso es que mi amiga tóxica le dio a me gusta a los dos mensajes que me había escrito está chica tan simpática, atacándome sin saber de lo que hablaba. Dos personas que son super vagas a la hora de trabajar. Una (la chica tan simpática) que ha venido desde otra ciudad y que decía que no iba a trabajar porque su novio tenía dinero suficiente para mantenerlos a ambos, luego rompió con el novio y se fue a un piso de alquiler pagado por sus papás con la edad de 37 años, y decía que no iba a trabajar porque tenía que arreglar asuntos psicológicos suyos antes. La otra (mi amiga tóxica) siempre ha sido una consentida pija, que le pagaban todos sus caprichitos de marca sus papás, no ha buscado nunca trabajo, siempre ha conseguido trabajo por enchufe y todos ellos (3 que ha tenido) se los ha dejado al poco tiempo cogiéndose bajas porque no le gustaban (y eso que trabajaba de lo que ha estudiado), el primero se cogió una baja por depresión porque decía que la jefa le ponía demasiados turnos y la tenía explotada, el segundo se cogió una baja porque se torció el tobillo inexplicablemente sin hacer nada, porque decía que no encajaba con las demás empleadas, y en el tercero se cogió una baja porque le dolía la rodilla, porque decía que le pagaban muy poco.  Dos personas, que mientras a ellas se lo pagaban todo y no buscaban trabajo, yo estaba trabajando desde los 16 años cuidando niños y desde los 18 de alta en la seguridad social, pagándome mi ropa, mi comida, mi carrera y mi carné de conducir, mientras a ellas les salen trabajos por enchufe y se los dejan, yo estaba como loca echando currículums en todos los sitios posibles (no sólo lugares que podía ejercer mi profesión, sino en cualquier lado), haciendo entrevistas para que luego no me cogieran. Así que, me hizo gracias que las dos personas que menos deben criticarme por aprovechar las cosas buenas de los trabajos que tengo, lo hicieran. En ese momento mi vaso rebosó, y ahí fue cuando la eliminé por completo de mi vida, y de regalo, a la amiga simpática.

Que bien te sientes (yo por lo menos) cuando eliminas de tu vida por completo, a esas personas que perturban tu bienestar, es como liberarte de una carga muy pesada, o como tumbarte en la cama un día que estás muy cansada, te quedas nueva. Lo mismo me pasó cuando por fin decidí eliminar a mi padre de mi vida. Ahora tengo fuera de mi vida a gente que no quería que estuvieran a mi alrededor.