¡La suerte me sonríe!

vinilos-decorativos-textos-y-frases-be-happy

Llevo una semana que apenas me he podido sentar a leer vuestros comentarios y a leer vuestros blogs, pero esta vez ha sido por una buena noticia, así que me vais a perdonar si estos días estoy un poquito ausente, en los ratitos que pueda iré leyéndoos, porque no quiero perder el hilo de vuestros blogs, y menos mal que las entradas se pueden planificar, porque sino…

ADVERTENCIA: esta entrada va a ser bastante larga, ya que tengo muchas cosas acumuladas que contaros.

Para aquellos seguidores nuevos que no lo sepan, durante el curso escolar he estado trabajando en dos casas, en una dándole clases particulares a una nena de 7 años, ayudándola con las matemáticas, y en otra cuidando a un niño de 10 años por las tardes, ayudándolo también a estudiar.

La nena empezó el curso sacando un 3 en matemáticas y finalmente ha mejorado considerablemente la asignatura, terminando el curso con un 9.

El niño pasó de suspender tres el trimestre pasado, a este último no suspender ninguna, y ha pasado de decir que odia naturales y sociales, a decir que le gustan.

Personalmente estoy muy orgullosa del trabajo que he hecho con ellos, porque veo que realmente los niños han mejorado muchísimo gracias a mi ayuda.

Una vez terminado el curso, mi trabajo también finalizó hasta el próximo curso, así que me encontraba sin trabajo, ¡otra vez!

A finales de mayo (no quería que me pillase el toro y no encontrar ningún trabajo) me puse a echar currículums en los centros comerciales, a través de las páginas web, y por medio de una página web de búsqueda de empleo de niñera, cuidado se personas mayores, clases particulares, cuidado de animales y empleada de hogar (a mí realmente me da igual en que trabajar, mientras me de dinero para sobrevivir). En esta página no sólo me he inscrito en ofertas a finales de mayo, sino que me he inscrito a todo aquel anuncio que me ha interesado.

A principios de junio, una mujer me contestó a la inscripción que había hecho yo a su anuncio. Su anuncio era que ofrecía empleo a una chica para limpiar su casa por las mañanas cinco días a la semana (de lunes a viernes), cinco horas al día, y por las tardes cuidar de los niños (dos niños de 10 y 12 años), dos horas tres días a la semana, dos semanas al mes. Las horas extras que hiciera por pernoctar (ya que a veces hacía viajes de negocios durante varios días) me las recompensaría con días libres. Por ello ofrecía un sueldo de 400€ y contrato indefinido, con pagas extras y vacaciones incluidas.

Unos días antes me habían llamado de una cafetería/heladería para hacer una entrevista.

La entrevista en la cafetería/heladería estuvo muy bien, porque fue de las pocas a las que he asistido que el entrevistador es medianamente majo y me puedo explayar tal y como soy yo. La entrevista fue en grupo, nos citaron a cinco personas (chicos y chicas) a la misma hora, nos sentaron en una mesa, nos explicó las condiciones del trabajo:

-Un contrato inicial de 16 horas, que podía ser para cualquiera de las cafeterías que había en mi ciudad, pero sobretodo era para las dos ubicadas en el centro. Se podían hacer horas extras (seguramente al ser verano y ser en el centro íbamos a hacer más horas de las que nos tocaban y sin previo aviso, es decir, que una vez allí nos podían decir que nos quedáramos más horas). En el centro la cafetería/heladería cerraba a las 2 de la madrugada, las horas extras no se pagaban, sino que te las devolvían en días libres, pero al haber tanta faena, podía ocurrir que se acumularan muchas horas sin tener días libres, y que por razones de mucha faena no pudieran darnos días libres, así que había que hablar con recursos humanos para pedir que nos subieran el contrato a 30 horas. Todo esto por un sueldo de 600€ brutos y contrato de tres meses, con posibilidad de renovación.

Posteriormente, fue uno por uno, preguntándonos que podíamos aportar a la empresa, qué sabíamos hacer, dónde habíamos trabajado, y luego nos preguntaba algunas cosas tipo sabes hacer comida de caliente, sabes servir mesas con bandeja, etc. Yo fui la última a la que preguntó, así que me benefició en cuanto a que vi todas las preguntas y contestaciones de todos los candidatos.

Al día siguiente, si te seleccionaban, te llamaban para hacer un pequeño curso de formación. Yo salí muy contenta de la entrevista, pero no quería ilusionarme, porque otras veces había salido contenta, y no me habían seleccionado, pero esta vez ¡sí me llamaron!

Un día antes de ir al pequeño curso, tuve la entrevista con la mujer. Todo lo que me dijo también me gustó, la mujer era muy agradable y vivía al lado de mi casa. Entonces le dije que me habían hecho una entrevista de una cafetería y que quería pensármelo, que ya le diría algo al día siguiente. Me dijo que ella tenía a dos chicas más por entrevistar y que también me diría algo. Ese mismo día estuve dándole vueltas a los pros y los contras de ambos trabajos:

 CONTRAS

CAFETERÍA                                            CASA DE PARTICULAR

 -Salir a altas horas de la madrugada.                    -Menos sueldo.

-Trabajar en el centro.

-Un trabajo bastante explotador.

-Muchas horas extra sin recompensa.

PROS

CAFETERÍA                                            CASA DE PARTICULAR

-Sueldo más alto que en la casa.                               -Trabajo al lado de casa

En un principio, a pesar de que tenía más contras la cafetería, iba a coger ese trabajo, ya que era más dinero, y un trabajo considerado “de verdad” cara a la sociedad, ya que dar clases particulares, cuidar niños y ser empleada de hogar no es considerado un trabajo “serio o de verdad” (para mí sí, ya que me da dinero, pero para la gran mayoría de personas no). Pero todo el mundo me aconsejó que cogiera el trabajo de empleada de hogar, ya que lo tenía al lado de casa. En el otro, aunque era más dinero, ese dinero me lo iba a gastar en gasolina o en metro. Finalmente, le dije a la mujer que si estaba interesada en que empezase, a mí me interesaba más lo que me ofrecía ella que el otro empleo, me dijo que sí, así que empecé a la semana siguiente.

Al encontrar este trabajo, como me ocupaba todo el tiempo, ya que la primera semana ya pernocté y todo, dejé de buscar más trabajos.

Pocos días después me llamaron de una juguetería (que personalmente me encanta, ya que son juegos educativos, muy difícil de encontrar en cualquier otra juguetería) para hacerme una entrevista, pero le dije que no me interesaba a la chica porque había encontrado otro trabajo. Mi chico me dijo que debería haber hecho la entrevista, y en realidad tenía razón, así que me sentí un poco mal por haber rechazado un trabajo.

Unos días más tarde me llamaron para hacer una entrevista de Carrefour, y por supuesto aquí dije que sí, siempre había soñado que me llamaran de Carrefour y nunca lo habían hecho. La entrevista de Carrefour fue ¡horrible! Nos citaron a cuatro chicas a la misma hora, pero la entrevista no era en grupo, así que estuvimos esperando durante horas, yo fui la penúltima en entrar y la espera se me hizo eterna. Cuando entré con el hombre (super serio y rancio) empezó a preguntarme empleo por empleo (uno por uno y he trabajado en muchos sitios) que aparecía en mi currículum por qué había dejado de trabajar ahí. Salí sabiendo claramente que no me iban a llamar, porque la entrevista fue cortísima (para todas las horas que tuve que esperar) y ni si quiera me explicó las condiciones del trabajo.

Esa misma semana me volvieron a llamar los de la cafetería/heladería para preguntarme si seguía interesada en el puesto de empleo, pero como no podía compaginarlo con lo de empleada de hogar, les dije que ya había encontrado trabajo.

Unos días más tarde mi tía me llamó ofreciéndome un empleo para cuidar a una señora, ya que una amiga suya se lo iba a dejar y necesitaban encontrar a otra persona. Era para trabajar 4 días a la semana, tres horas, para ir a comprar, a la farmacia, hacerle la comida y las cenas a la señora, estar pendiente de que no le pasara nada, etc. Cobrando a 7€ la hora. Le dije que sí me interesaba, llamé a una de las hijas de la señora, pero me dijo que se iban a esperar a ver si su madre podía apañarse por sí sola, así que de momento no buscaban a nadie.

Al decirle a mi tía que me habían dicho que no, me dijo que su amiga también se iba a dejar una casa en la cual limpiaba, por si me interesaba, le dije que sí. Era limpiar un día a la semana, tres horas, por 10€ la hora, ¡estaba genial! Me dijo mi tía que le daría al chico mi teléfono y que él ya me llamaría, pero a mí nadie me llamó.

Terminó el mes de junio y cobraba mi primera nomina por trabajar en la casa de la mujer. ¡Cuando vi lo que cobré me quedé muerta! Después de todas las horas que había hecho, después de toda la faena que hacía, después de ver la pasta que tenía la tía y me paga una miseria, porque resulta que lo que me había dicho era en bruto no en neto, así que se me quedaba una caquita de vaca. ¡Ese trabajo era un gran timazo, a 4€ la hora es una miseria para todo el trabajo que hago!, porque no os he dicho que vive en un chalé enorme, ya que es controladora aérea (gana una pasta gansa).

Después de ver la nomina, me cabreé, lloré, pataleé, y me puse muy triste, ya que había rechazado dos trabajos, (sobre todo, me enfurecía mucho haber rechazado hacer la entrevista en la juguetería, ya que me hubiera encantado trabajar ahí) por coger ese y había resultado que era un timo de trabajo.

De repente, después de pasar un fin de semana de bajón lamentándome y arrepintiéndome de mis decisiones, llamé a la cafetería/heladería para preguntar si el puesto que había rechazado dos día antes seguía vacante, pero lamentablemente ya lo había cubierto. La chica muy amable me dijo que le volviera a mandar el currículum para tenerme en cuenta en alguna próxima vacante.

Esa misma tarde, para mi sorpresa, me volvieron a llamar de la juguetería para hacer otra entrevista, y por supuesto, esta vez dije que sí me interesaba. Es como que el mundo había oído mi arrepentimiento de haber rechazado el hacer una entrevista en esta tienda, y me daba una segunda oportunidad que no podía rechazar.

Al día siguiente me dispuse a irme a la entrevista, ¡pero llegué tarde! Nunca llego tarde a las entrevistas ni a los trabajos, pero se me complicó la cosa y no sé como, llegué unos cinco minutos tarde. La chica no se había dado cuenta, pero a mí a veces me puede la sinceridad y me disculpé por llegar tarde, me inventé que se me había estropeado el coche y había tenido que ponerle las pinzas y que por eso había llegado un pelín más tarde. La chica, aparentemente, fue comprensiva, viendo que yo estaba bastante molesta por llegar tarde y con interés por trabajar en la tienda. Me explicó las condiciones, en un principio era un contrato de 10 horas, para cubrir fines de semana, vacaciones, y bajas, cobrando a 6€ la hora, con un periodo de formación de dos semanas, 4 horas por la mañana todos los días y el domingo el día entero, empezando a estar sola el segundo domingo.

Luego me preguntó si había trabajado con niños y de dependienta, y me hizo tres pruebas. Me hizo elegir varios juguetes poniéndome un ejemplo de una clienta que venía buscando un juguete para trabajar la motricidad fina para un niño de seis años. Me puso dos ejemplos y luego me hizo envolver con papel de regalo dos artículos (eso lo hice fatal). Me dijo que le había gustado mucho porque le parecía una chica muy agradable, con ganas de trabajar en esa tienda y con disponibilidad para trabajar los fines de semana. Ese mismo día o al día siguiente me llamaría para decirme si me había seleccionado. Finalmente, esa misma tarde me llamó para decirme que no me había seleccionado. Seguramente fue por llegar tarde a la entrevista. ¡Me puse muy triste! Había desaprovechado la segunda oportunidad que me había dado el mundo.

Ese mismo día me llamó la hija de la señora, que habían visto que no se valía por sí misma, así que querían conocerme, con lo cual concertamos una cita.

Al día siguiente, me llama la chica de la juguetería para preguntarme si me seguía interesando el empleo, ya que le había fallado la primera chica, le dije que por supuesto que me interesaba (evidentemente me molestaba ser una segunda opción, pero más valía eso que no ser ninguna). Me dijo que le mandase todos lo papeles para poder empezar al día siguiente.

Así que pasé de no tener ningún empleo, a tener uno que resultó ser un timo, a tener tres.

Durante los meses de verano apenas voy a la casa de la mujer, voy dos días a la semana cinco horas y por las tardes no voy, ya que están de vacaciones, y no están. En la juguetería empecé el jueves, así que hoy es mi cuarto día y estoy muy contenta, porque el primer día ya estaba cobrando, el segundo ya cobraba sola y el tercero ya hice venta sugerida por mí misma a dos clientes, consiguiendo que se llevaran cuatro artículos cada una, y cobrando yo sola. Con la señora empiezo a partir del día 19, ya que será cuando finalice mi formación en la juguetería y empiece mi horario normal de fines de semana.

Pero claro, como realmente nunca me sonríe la suerte, pienso que tarde o temprano me va a explotar en la cara, porque de momento puedo compaginarlo todo, pero en septiembre cuando empiecen los niños el colegio otra vez, no sé cómo voy a hacer para compaginarlo todo. Si me vuelve a llamar el padre del nene, y la madre de la nena, perfectamente puedo compaginarlo con lo de cuidar a la señora y la juguetería, pero no puedo compaginarlo con lo de ser empleada de hogar de la mujer, ya que me tiene ocupada todos los días, y tengo que estar a su disposición fines de semana y otros días de las semanas que no me toca trabajar en esa casa, debido a que puede que tenga que irse de viaje.

Realmente me tiene un poco preocupada esto, pero no me quiero preocupar ahora, ya que aun quedan dos meses para que empiecen los niños, así que quiero disfrutar de mi felicidad, aunque sea poco tiempo. Ahora estoy ¡SUPER MEGA HIPER FELIZ! Sólo me falta quedarme embarazada para añadir ¡EXTREMADAMENTE FELIZ!

-cute-happy-smile-Favim.com-522611

Anuncios

24 thoughts on “¡La suerte me sonríe!

  1. Me alegro de que tengas tantas oportunidades.
    Pero sinceramente también me ha cabreado tu post porque ¿tan difícil es conseguir un empleo normal? ¿No se puede cobrar algo decente? En serio, a mí me da mucho coraje. Yo me quejo de mi trabajo que son 20 horas a la semana con horario fijo de lunes a viernes, pero veo otras cosas y pienso en que tengo mucha suerte.
    Yo si fuese tú y por lo que has explicado y llegase septiembre sin poder compaginar dejaba a la señora del chalé, si total te explota y no te deja hacer nada más cogería mejor a los niños, la juguetería y la señora.
    ¡Suerte!

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí, eso de que el paro ha bajado será verdad a fuerza de hacer contratos basura, evidentemente… porque contratos fijos de cuarenta horas cobrando mil y pico euros o de 20 horas cobrando seiscientos y algo no existen en muchos sitios, si quieres cobrar un sueldo razonable para vivir tienes que hacer horas y horas, explotada al máximo. A mí también me da mucha rabia, pero a día de hoy yo lo cojo todo la verdad, pero si me molesta rechazar otros por trabajos timo que no me dejan hacer nada más, y la verdad que he pensado lo mismo que tú me has dicho, mandar a freír espárragos a la mujer si no puedo compaginarlo todo.
      Besitos, gracias!!! 😀

      Me gusta

    1. La verdad que me parece fatal eso de que no contraten a gente por tener un hijo, de verdad este país es lo peor, entonces tenemos que quedarnos sin hijos hasta los 65 años que nos podemos jubilar, entonces ahí si podemos tener hijos, ¡ah no, que ahí ya se te ha pasado el arroz! De verdad… en fin, mira si no te contratan por tener un hijo, ellos se lo pierden, porque seguro que eres muy buena trabajadora!! Besitos!!

      Le gusta a 1 persona

    1. Sí, yo en la juguetería en principio es para cubrir vacaciones y fines de semana, no sé si me renovarán luego, pero mira vamos metiendo cabeza. Igual tú haces una baja, les gustas e igual hay otra baja y empalmas, vete tú a saber verdad!!?? Nunca se sabe lo que puede ocurrir! Quién me diría a mí que me volverían a llamar de ambos trabajos que rechacé ejejejjeje besitos!! Mucha suerte para ti también!

      Le gusta a 1 persona

  2. Te juro que cuando leí la última frase, el subconsciente me traicionó y entendí que estabas embarazada.. Creo que tengo más ganas yo que tu jaja. Me alegro de que ahira tengas trabajo, aunque no sea el de la jugueteria. Pero quien sabe, igual de aquí a poco te surge otra oportunidad. Y sobre todo, que se te cumpla el deseo que más quieres.

    Le gusta a 1 persona

    1. jeejejejeje nooo, ojala estuviera embarazada!! Vamos pegaría saltos de alegría.
      Sí que estoy trabajando en la juguetería, estoy ahora con el periodo de formación y luego es un contrato de fines de semana. Muchas gracias guapa, se cumplirá, aunque tenga que tardar, tarde o temprano llegará!! Besitos!!

      Me gusta

    1. Ya, de repente te llaman de todos los lados o no te llaman de ninguno, de todas formas de momento no he tenido que elegir, estoy compaginando los 3, en septiembre ya veremos que hago. La verdad que tal y como está el trabajo, no me gusta rechazar nada, porque a parte de que he tenido una racha malisima de no llamarme o contratarme de ningún lado, es que encima ofrecen contratos caca, pero ahora es lo que hay, y ahora parece ser que se me está abriendo unas poquitas puertas. besitos

      Me gusta

  3. Qué rollazo!! Mucha gente está igual, no hay casi empleo y el que hay no es de calidad. Ojalá las cosas cambien!!

    Pagar 4€ la hora es un timo, siempre ha sido 10€ porque es un esfuerzo que haces, en una hora te da tiempo de hacer mucho y puede ser que acabes antes y te lleves menos, depende de lo grande que es la casa.

    Los trabajos extra como ayudar a los niños, va bien pero es un poco rollo porque te impide tener un trabajo. Y como eso no es suficiente para vivir, tendrás que dejarlo al encontrar algo mejor quizás.

    Yo cuando veo esto me dan ganas de irme al extranjero, que España es de los países con menos trabajo, y que como muchos países quieren salir de la unión europea, hay que ponerse las pilas para que luego no sea imposible.

    Le gusta a 1 persona

    1. Es una gran mierda el empleo que se genera ahora. Yo se supone que tengo un horario en la casa, voy de 7:30-12:30 todos los días menos los fines de semana, y por las tardes tres días a la semana dos horas, y todo eso por 380€ dividido me daba 4€ la hora, una gran caca vamos, y la casa es un chalé enorme, pero vamos que en dos días me lo hago todo, sería suficiente, pero ella como es la típica vaga (ya haré una entrada porque tengo muchas cosas que contar) quiere que vaya 5 días. En fin que es un timazo, vería bien que por dos días a la semana 5 horas al día y dos o tres días por la tarde un par de horas me pagase eso pero tantos días no veo bien el precio. Besitos!!!

      Me gusta

  4. Lo primero es darte la enhorabuena por estar trabajando (muchos trabajos son una mierda en cuanto al sueldo vs horas trabajadas, de eso se un rato… pero me gusta pensar que ya vendrán tiempos mejores).
    No te preocupes ahora por lo que sucederá en septiembre, te dejo una frase de la película “The Martian”:

    “En algún momento, todo saldrá mal. Todo saldrá mal y pensarán: “Se acabó. Este es mi fin”. Pueden resignarse o pueden ponerse a trabajar. Eso es todo. Simplemente comiencen. Hagan los cálculos. Resuelvan un problema y luego el siguiente. Y luego el siguiente. Si resuelven los suficientes, volverán a casa.”

    Esa es la clave, resolver uno a uno los problemas según vayan surgiendo. En septiembre ya se verá que sucede. Un beso enorme!!!!

    Le gusta a 1 persona

  5. ¡Qué cantidad de oportunidades! A mi también me pasa que tengo una sensación agridulce, me alegro mucho de que te hayan surgido tantas oportunidades y por otro lado me apena ver a qué límite estamos llegando de explotación (será que me identifico al tener un minisueldo)

    Pero vamos a quedarnos con lo bueno porque además me parecen trabajos muy bonitos, acción social con personas que lo necesitan y una juguetería que es como un templo de ilusiones (bueno, bueno, quizá estoy idealizando pero son trabajos que me suenan genial).

    Principalmente espero que sigas así de contenta y que la racha de buena suerte se extienda.

    Le gusta a 1 persona

    1. La verdad que en la actualidad, lo que más hay son contratos basura, pero después de tres años sin trabajar, un año trabajando en negro y cobrando una caquita, pues la verdad que me alegro de haber encontrado por lo menos dos trabajos en los que tengo contrato y voy cotizando, y entre los tres por lo menos tener un sueldo para poder ahorrar más y ser independiente.
      Los trabajos bueno el de la mujer limpiando pues la verdad es que me toca mucho los hue… pero el de la juguetería me encanta, estoy muy a gusto y el de la señora empiezo a la semana que viene así que ya os contaré. Muchas gracias guapa!! Besitos!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s