Decisiones difíciles

En este mes y pico que llevo sin escribir han sucedido varias cosas que han hecho que tome decisiones difíciles.

Vamos a comenzar por el principio de los hechos. En abril empezamos a dar las invitaciones. La gente, cuando dijimos que nos casábamos no reaccionó como esperábamos, como ya os conté, pero a medida que se iba acercando la fecha del enlace, pensabamos que la gente empezaría a ilusionarse más y más el día de la entrega de las invitaciones, pero nada similar a la realidad. La gente no mostró interés por quedar, como ya os conté.

Mi tía directamente me dijo que no la quería, que ella se daba por invitada, que ya sabía los días que eran y que aun quedaban muchos meses, que ya se la daría cuando quedara un mes para la boda.

M prima directamente me ignoró. Realmente yo con mi prima no tengo ningún tipo de relación, la invitaba porque venía mi tía, pero si por mí hubiera sido, su novio y ella podrían haberse quedado en su casa.

Los hermanos de mi chico con la excusa de los bebés no querían nunca quedar. Después de mucho insistirles quedamos a merendar (evidentemente en una de las casas de ellos, porque el hermano mayor piensa que no se puede salir a merendar a una cafetería con los bebés, se ve que ponen en las puertas carteles de prohibido entrar con bebés). Cuando llegamos el tema principal fue los bebés, pasando por la maternidad, continuando con la lactancia materna, y de postre caquitas, pañales y dormir. El tema de la boda ni salió, el hermano pequeño ni apareció y nosotros no vimos el momento adecuado para dar las invitaciones, ya que el interés fue cero, y eso que habiamos quedado para darles la invitación. Cuando ya nos ibamos les dijimos que ya se la daríamos en otro momento, pues nada para ellos perfecto, ni se inmutaron.

Al final optamos por quedar de forma individual con cada uno de ellos y darsela.

Con su tía y sus dos hijas quedamos a comer. La hija pequeña y su tía estuvieron más interesadas en la invitación que la hija mayor, que vino de forma muy prepotente diciendonos que su marido y su hijo no iban a ir a la boda porque trabajaban y era imposible en esa empresa pedir días, y ella y su hija, no lo sabía con certeza ya que si trabajaban en ese fin de semana tampoco irían. Nos quedamos a cuadros, porque son familia directa de mi chico, fueron todos a la boda de su hermano mayor que fue hace dos años, y a la nuestra no venían, ¿por qué razón? ¿el hermano de mi chico es mejor que él?

Luego ya fuimos quedando con los amigos. La mayoría nos dijo que vendrían los tres días, que no habría problema.

Pasaron las semanas, y la gente empezó a decirnos que el viernes seguramente no iban a ir. Luego la hija menor de su tía nos dijo que su hija y el novio tampoco iban a ir a la boda. La lista de invitados pasó de 54 personas a 36 personas. Nuestras mesas se desmontaron por completo, quedaban mesas de 4 personas, mesas con dos personas, en fin, me hicieron el horror.

Un día, así de repente, después de un mes y algo sin saber nada de mi tía, me dice de quedar. En ese momento no me dio la gana de darle la invitación, estaba muy enfadada con ella por lo que me había dicho acerca de la invitación. Fuimos y le dije lo que ocurría con la boda y que no sabíamos si cancelarla o no (habiamos estado barajando la posibilidad de cancelar la ceremonía), y como mi tía vive en un mundo de cuento y fantasía, nos dijo que no, que era nuestra ilusión, que no dejaramos que la gente nos arruinara ese día, que si hacía falta ella invitaba a gente de su entorno para llenar las mesas (seguro que habéis puesto cara de poema, la misma que puse yo cuando lo oí). Finalmente salí convencida de seguir adelante con la boda, es que ella te envuelve en su palabrería zen y llegas a creerte ese mundo de cuento y fantasía, pero días después se te va la nubosidad de tu cabeza y te das una ostía con la realdad, y la caida es mucho más dolorosa, que afrontar desde un principio la cruda realidad.

La realidad es que la gente “se cagaba” (perdón por la expresión) en nuestra boda, les importaba un pimiento verde que nos casaramos, y eso que los invitados eran la gente cercana. Sus hermanos pasaban, ya tenían bastante con los bebés, su tía y sus primas ni querían venir, y los amigos algunos habían sido más tóxicos que beneficiosos, otros habían pasado, etc. En fin que iban a venir 36 personas, de las cuales casi la mitad eran acompañantes que no pintaban nada en nuestra boda, el precio del menú se incrementaba si eran menos de 50 invitados, así que ibamos a pagar casi lo mismo por 36 invitados que por 54.

Me empecé a replantear muchas cosas como ¿quería tener esa boda de ensueño con esa gente? ¿por qué me estaba esforzando haciendo regalos a mano, super currados para gente que ni había mostrado interés? ¿realmente quería gastarme dinero que nos hace mucha falta en una celebración con esas personas? Y llegué al inicio del verano del año pasado, cuando yo le dije a mi chico que casarse con ceremonía no valía la pena, que era un gasto tonto, inecesario y absurdo, que realmente casarse es firmar un papel y que ese día es un paripé, ya estas casado, o no, como lo prefieran los novios, pero él me insistió que ya que se  casaba lo hacía por todo lo alto, pero nos desviamos de nuestro objetivo principal, CASARNOS (a parte de porque nos queremos) POR FORMALIZAR NUESTRA RELACIÓN PARA TENER UN BEBÉ. Nuestro principal objetivo es tener un bebé, así que le dije que prefería seguir ahorrando dinero y ese dinero invertirlo en nuestra trufita futura, en seguir adelgazando yo, en ponerme en forma para poder someterme a un tratamiento.

Despues de hablar mucho y mucho y mucho, mi chico no quería cancelarla, pero finalmente lo convencí. Hicimos un grupo de whatssap con todos los invitados y comunicamos que la boda se cancelaba (igual me expliqué mal) pero la gente tampoco reaccionó como esperabamos, algunas personas por privado nos preguntaron si seguiamos juntos, dijimos que sí y ya está, algunas personas en el grupo preguntaron y eso, uy por qué, dijimos que las explicaciones las daríamos en persona, si querían quedar. Nadie mostró interés por quedar, directamente empezaron a salirse del grupo, yo había pensado en decir que ibamos a firmar y a hacer una paella con todos los invitados en algún sitio chulo, pero no me dio tiempo, así que viendo el interés, ni eso vamos a hacer. Algunos nos han preguntado el motivo, pero a través del whatssap, no se han molestado en quedar personalmente, otros a día de hoy aun no nos han preguntado el motivo, pero ninguno, ninguno, al decirles que seguimos juntos, se ha molestado en preguntarnos ¿pero váis a firmar?

Seguidamente, se empezaron a salir del grupo de la despedida. A la gente que quedaba en el grupo que habiamos hecho para la cancelación de la boda les dije que la despedida si seguía en pie, y una de mis damas de honor me contestó, no perdona, si la boda se cancela, no tiene sentido que hagas despedida, y yo le contesté, sí, la boda se cancela como celebración, pero nosotros seguimos adelante con la boda, lo que pasa que no me habéis dejado tiempo a decirlo porque se ha empezado a salir del grupo la gente.

Pero visto el interés he decidido que tampoco quiero despedida, no quiero celebrar nada con esa gente. Mi tía me dijo que el grupo al principio tuvo mucho movimiento, pero luego se apagó y nadie decía nada.

Cancelar un boda, no es sólo decidir que quieres cancelarla, que ya es algo duro de por sí, sino que también tienes que hacer frente a cancelar todo lo que conlleva una boda, es decir, hablar con los dueños del sitio donde nos casabamos, hablar con el organizador de la boda, hablar con la tienda del traje del novio, hablar con la tienda del vestido de novia, hablar con el fotógrafo, en fin, no es algo my divertido que digamos, es algo duro, traumático y muy bochornoso, y encima lo hemos pasado solos, nadie se ha molestado por preguntarnos qué tal estabamos, ni por quedar con nosotros, ni mis amigas, que aun espero que me digan de quedar, algunas ya tienen bastante disfrutando de su novio todos los días, otras simplemente les aborda el pasotismo; tampoco la familia de mi chico se ha molestado en quedar con notros o en preguntar, ni se dan por aludidos de que ellos sean uno de los motivos de la anulación. El fin de semana pasado quedamos a cenar con los hermanos, y el tema de la anulación de la boda no salió en ningún momento, como era de esperar…La única que ha querido quedar ha sido mi tía.

Yo estoy contenta de haber anulado la boda, perdemos dinero, poco comparado con el dinero que ibamos a perder tontamente celebrando nuestra boda con toda esa gente.

Estoy contenta por seguir ahorrando para invertirlo en nuestra trufita porque lógicamente (aunque perfectamente podrían), los hermanos de mi chico no nos van a dejar nada de las cosas de sus bebés, van a preferir venderlas en la super famosa página de ventas de segunda mano, que dejárnoslo a nosotros, y mira si tendríamos cosas para elegir, tres carritos, tres cunas, un montón de ropa, etc. pero bueno, yo no cuento con nada de ellos.

Finalmente, el motivo por el cual estoy más contenta, es porque la boda nos ha permitido a mi chico y a mí estar más unidos y que él se de cuenta, ¡por fin! de la clase de personas que son sus hermanos y sus cuñadas, y aunque me jode que ellos tengas ese comportamiento con él, me alegra que mi chico haya despertado de esa ceguera que tenía.

Los papeles están entregados para realizar el matrimonio civil, y estamos a la espera de que nos digan una fecha, seguramente será en julio.

 

 

Anuncios

43 thoughts on “Decisiones difíciles

  1. Sabes lo que te digo? Que aplaudo tu/vuestra decisión. Creo que alguna vez te comenté que para celebrar algo tan importante es vuestras vidas, hay que rodearse de gente que os quiera bien y si se ve que les importa un comino. No merecen que gastes/gastéis tu/vuestro tiempo, esfuerzo,dinero en algo que ni les va ni les viene.
    Lo realmente importante es que os casáis por un motivo maravilloso y porque os queréis. Listo. Os tenéis el uno al otro, que no es poco, es un todo y muy bonito.
    Por desgracia la gente suele ser muy egocéntrica y egoísta.

    Eso sí, la celebréis o no, ese día va a ser inolvidable para vosotros porque significa el comienzo de una aventura maravillosa: un hij@, que espero que no tarde mucho en llegar. Os meréceis ser felices.

    Si te sirve de algo, mi boda la celebramos con 15 personas (padres, suegros, hermanos, cuñados y sobrinos). Fue ir a firmar, a comer y cada uno a su casa. Ni 400 euros nos gastamos en total y más felices que perdices. Lo que importa es la buena compañía y pasar un ratito agradable. ¿Qué más da si sois 50, 20 o 4?

    Y otra cosa… Y si con el dinero que no vais a gastar, cogéis un poco y os vais de viaje unos días? Aunque sea ahí al lado (o a otro sitio más “exótico”). A tu chico le darán los 15 días de vacaciones por boda, aprovechadlos!
    El resto del dinero, para el “Proyecto Trufita” 🙂

    Un abrazo grande!

    Le gusta a 1 persona

    1. La verdad que si, yo estoy vontenta con la decisón tomada, y creo que es mejor invertir el dinero en el “proyecto trufita” me ha encantadooo jejejejje. Siiii, el viaje ya lo teníamos pagado, nos vamos a Londres, lo que pasa que está cogido en octubre y si nos casamos en julio los 15 dias son inmediatamente después, pero en el trabajo esa semana se la puede coger de vacaciones, creo que hará eso.
      Nosostros al final hemos decidido que lo celebraremos él y yo solos, no nos apetece celebrarlo con nadie de nuestro entorno, la verdad. Besitos guapa! 🙂

      Le gusta a 1 persona

      1. Claro que sí! Seguro que celebrándolo solos, lo pasáis mejor (que mal acompañados).
        Julio es un mes precioso -qué te voy a decir si mi pichón nació en este mes jejeje-.
        Y el viaje pinta guay.

        Abrazo!

        Me gusta

  2. Siento que hayan salido así las cosas, pero consuélate, como bien dices, en que te ahorras gastar el dinero en gente que no lo merece en absoluto. A ver si os podéis permitir una escapadita tu novio y tú ¿y la pérdida de peso como va? ¿cuánto te falta para llegar a tu peso saludable?

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues tienes toda la razón, evidentemente previero gastarese dinero en nosotros o en trufita que en esas personas. El viaje ya estaga pagado, nos vamos a Londres, así que eso no lo hemos anulado jejejej
      La perdida de peso va muy bien, ya os contare en otra entrada, pero aun me queda mucho para alcanzar mi peso saludable, pero no mucho para que me puedan hacer un tratsmiento. Un besitooo

      Me gusta

  3. Es increible… Yo hace poco que me casé y tuvimos alguna historia parecida con la familia. Ahora ya sabes a qué atenerte. Espero que ese día lo disfrutéis mucho porque te garantizo que por poquito que hagáis será muy muy especial. Lo recordarás siempre. Disfrutarlo mucho. Un besazo

    Le gusta a 1 persona

  4. Me sabe muy mal que hayáis tenido que tomar esta decisión, pero creo que es lo mejor que podíais hacer. Podéis casaros igual, ir a firmar, para formalizar la relación, pero no vale la pena gastar dinero y esfuerzos si no os acompañan con felicidad en un día importante para vosotros. Desde luego es para mear y no echar gota…. vosotros podéis celebrarlo igual pero mejor solos que mal acompañados!

    Le gusta a 1 persona

  5. Vaya, que pena me da que todo tenga que ser así pero desde luego siendo las cosas así creo que has tomado una buena decisión. He de admitir que a mí sin hacerme nadie desplantes me he llegado a plantear no celebrar la boda por todo el esfuerzo que es… pero bueno, tiraremos para adelante.
    Tú a mirar por TÚ familia.
    Besos

    Me gusta

  6. Pues muy bien que has hecho!!! Como si tenéis que ser 10, lo importante es que los que estén sean porque quieren acompañaros en ese día tan especial, y punto, y os vendrá bien ese dinero para el futuro bebé. Ya nos contarás que fecha os dan, mil besos reina!!

    Me gusta

  7. Vaya pues por un lado me siento mal x ti y q habrá sido duro tomar la decisión y comunicarlo con lo q ello conlleva…espero q estés bien o x lo menos mejor.y por otro lado me siento super orgullosa de q hayas cogido la sartén x el mango y manejes tu vida como quieras.tu te quieres casar con tu chico x q os queréis y eso es lo principal.te digo q yo me casé en vaqueros y sólo éramos cuatro mi marido los dos testigos y yo! Fuimos a comer los 4 y ya hace 8 años y me casé ya con mis hijos ya nacidos.se q a lo mejor no es lo q te hubiese gustado pero personalmente y conociendo tu historia creo q habéis tomado una decisión acertada.invita a cenar ese día a tu tía y alguna amiga q merezca la pena y celebras tu nuevo estado civil!.en fin q ufff vaya meses más m oviditos no?…espero q tu bb llegué prontito o cuando sea pero q llegué xq te va ha cambiar todo y los demás van a quedar en un 6 o 7 plano jajajaja. Un beso

    Me gusta

    1. Pues lo pasamos bastante mal cuando tuvimos que hacerlo, el ver la reacción de la gente aumentó lo mal que lo estabamos pasando y ahora ya estamosmejor porque esto fue hace tres semanas o así, pero lo hemos pasado realmente mal.
      Nosotros iremos a comer o cenar con mi tía que es la testigo y luego lo celebraremos él y yo y poco más, la verdad que no quiero que venga nadie. Mi trufita si no es natural, creo que aun tardará en llegar, pero estoy deseandolo enormemente!!! Besitos guapa!! 🙂

      Me gusta

  8. A ver, Tania, por partes.

    La gente no os toma en serio, nunca lo han hecho.

    Como sabes que te conozco y que incluso he leido el grupo de whatsapp te lo voy a decir. No teneis donde caeros muertos, tú tienes problemas con todo el mundo y la culpa no es de los demas: es vuestra.

    Tu eres una persona dificil que no se trata con ningun familiar de sangre ni político y no generas aprecio, entonces la gente no va a ir por compromiso porque una boda es una pasta.

    Luego toda la parafernalia, una boda de tres días. No digas que lo que siempre quisiste fue esto, porque de una boda de tres dias a ir a firmar hay mucha diferencia.

    ¿Ahorrar para el bebé? Tania, no hay bebé. Sé realista, no estás embarazada y no llegais a fin de mes. Esto sin contar que en la boda contabas con el dinero de los invitados, no lo ibas a pagar tú.

    Todos sabemos de este blog y la gente que no tuvo interes en que le dieras la habitacion y que te puso una cara larga estaba harta de leer todo lo que pones. Te tenemos fichada y cuando criticas e incluso vas a Tu suegra ese bicho (la madre fallecida de varios de tus invitados) a poner a la gente a parir, no esperes cariño ni respeto.

    Los detalles son horribles, iban a ir a la basura y eso no lo dijeron ni uno ni dos invitados.

    Así que lo mejor que podeis hacer es firmar e ir para casa, a ver si os entra por fin el sentido.

    Te lo estoy diciendo con todo el tacto del que soy capaz porque sé que pese a todo has sufrido, pero si todo el mundo está de acuerdo, la razón no la llevais vosotros.

    Me gusta

    1. Claro que sí guapa, si tu dices que me conoces…yo digo que el 70% de tu comentario no es nada nuevo que yo no haya dicho en el blog y el 30% es invención tuya, que no puedes demostrar. Y el comentario sobre mi suegra fallecida sobraba, tu que eres tan religiosa deberías respetar a los que ya no están.
      Si tanto me conoces, no seas cobarde y da la cara!!! Te espero con los brazos abiertos guapetona!!! Pero como sé que eres una cobarde o una mentirosa, pues no vas a dar la cara evidentemente jejeje

      Me gusta

  9. Hola! Tiene que ser una decision muy dura, sobre todo porque es algo que os hace mucha ilusion y ver la reaccion de la gente asi duele.

    Por otro lado, es lo mejor podeis haber hecho, porque asi ahorrais para el proyecto trufita, aunque con suerte si necesitas tratamiento os lo cubre la SS! Jeje

    Un beso!!

    Me gusta

  10. Ufffffffffffffffffffffff…por donde empiezo.
    vi la ilusión con la que preparabas todo, nos hablabas de tu boda.. que palo que te haya pasado esto. Pero te digo una cosa, es lo mejor que has podido hacer,ole tus huevos. Yo tampoco habría querido casarme asi, con gente que va casi obligada y sin ilusión. Hablando claro, que les den dos duros. Mejor hacer la ceremonia con tu marido y dos testigos, gente que de verdad quiera estar ahí y os aprecien..y no haya que obligarles a salir de casa. Que poca consideración, que gente..
    Por cierto he leído los mensajes… vaya tela.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues la verdad que hemos pensado muy muvho a quien elegir como testigo, ya no son dos, ahora solo es uno, por lo menos donde nos casamos y no pasa nada porque sea familia, pero nadie nos convencia. Quisimos que fuera un amigo de mi chico que se hania interesado mucho por nuestra boda, pero el día que teníamos que ir al juzgado no podía así que decidimos que fuera mi tía, a mí no me convence mucho porque me pone muy nerviosa su forma de ser pero bueno…. nadie más nos convencia jejejejejje Besitos!!!

      Me gusta

  11. Pies imagina que te pasa esto justo la semana antes de tu boda. Eso fue lo que me pasó a mi, pero me centré en hacer una lectura positiva. ¿De qué sirve pensar lo peor de los demás? ¿De qué sirve esperar algo que no va a pasar? No puedo cambiar a los demás, puedo cambiar mi actitud con ellos. Mucho ánimo con vuestro proyecto.

    Me gusta

  12. ¡Hola! Visto el interés por vosotros de esas personas, creo que habéis tomado la decisión adecuada. Es vuestro día, y lo más bonito es compartirlo con personas que realmente os quieren. Ahora a disfrutar de vosotros mismos. Un beso

    Me gusta

  13. Por fin m he puesto al día con tu blog! Siento mucho q la boda no saliera como tu querias, pero eso que os ahorrais y si ha servido para que tu pareja se de cuenta de como son algunas personas mejor!
    Nos leemos!

    Me gusta

  14. Hola!! Yo creo que la historia con los hermanos de tu novio viene de mucho más atrás, de la crianza misma, es un grupo de gente enfermo en el que cada uno tiene un lugar asignado, algunos favoritos y otros no. Unos mandan, deciden, otros acatan, otros están para ayudar a los demás en lo que necesiten, otros están para ser atendidos y ayudados sin dar las gracias. Creo que tu novio tenía un lugarcito medio sumiso en el grupo y se salió del mismo a partir de crecer, madurar, estar con vos, y eso, no se le perdona.
    Que los hermanos creyeran que podían desairarlos alegremente en un grupo de wasap, sin que generara alguna respuesta tal actitud, habla de cuán cerrados son y qué seguros e incuestionables se sienten, porque no tienen diálogo. La reacción de tu amiga fue la de alguien normal, fuera del grupo enfermo y les dio una postura que no deben escuchar nunca… y el pie justo para retirarse airadamente.
    Al casamiento de un hermano se va como sea, si es abajo del agua porque así se les cantó a los novios, uno se pone el traje de buzo y se tira desde el bote.
    Así las cosas, mejor, mejor ahora y no más tarde. Todas las posibilidades de ser felices con tu pareja crecen en la medida en que te alejes de estos locos. Si tu pareja quiere verlos, que lo haga, son sus hermanos, no los tuyos. Lo mismo digo para las otras esposas, alguna de ellas la debe estar pasando espantosamente mal.
    No se desprecian así las ilusiones de matrimonio de chicos jóvenes, eso es de malas personas sin la menor autocrítica.
    Dejá que el tiempo acomode las cosas. De a poco, con el tiempo, alguno de ellos se va a empezar a acercar porque ese círculo enfermo de a poco se va a ir agrietando.

    Se pasó Emperatriz poniéndole José a uno de los hermanos, si no hay un José puede ser Juan o Pedro… Vamos Empe, seguí participando!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s